Tras la pelea Macri-Morales, Carrió pasó por Jujuy con un mensaje para Juntos por el Cambio

Los referentes de la UCR y la Coalición Cívica compartieron un almuerzo en el que coincidieron en es necesario “fortalecer el núcleo duro” de la alianza. En paralelo, Carrió avanzó en la institucionalización de su partido en esa provincia.

09 de junio, 2022 | 20.52

En medio de las fuertes declaraciones que se cruzaron Mauricio Macri y Gerardo Morales, Elisa Carrió estuvo reunida con el gobernador de Jujuy para intentar dejar atrás ese episodio e intentar preservar la unidad de Juntos por el Cambio. Almuerzo mediante, coincidieron en “fortalecer el núcleo duro” de la alianza, lo que pareciera ser una preocupación para evitar que las peleas internas se profundicen y evitar un quiebre que pueda usufructuar Javier Milei, aunque sobre el diputado libertario no hubo mención.

Morales recibió a Carrió en la Casa de Gobierno y luego se trasladaron a la residencia del gobernador. Desde los dos sectores, dijeron a El Destape que el tono de la reunión fue “excelente” y eso es producto de que ambos mantienen “una amistad política desde hace muchos años”. Compartieron la necesidad de fortalecer Juntos por el Cambio y, tras el encuentro, el mensaje de Carrió para todos el resto de los socios del espacio fue: “En Juntos por el Cambio hay un núcleo central y la unidad está garantizada”.

La primera parte de la reunión fue más formal en la que Morales le contó, principalmente, la política educativa y de energía verde que desarrolla en la provincia. “Hablamos de la potencialidad que tiene la energía verde y que la provincia de Jujuy está haciendo una transformación e inversión muy grande. Esto puede ser una salida y un modelo de desarrollo y generación de divisas para nuestro país y del mundo”, destacó Carrió. “También charlamos con Gerardo sobre educación, la construcción aquí en Jujuy de más de 250 escuelas, acerca de cómo pensamos un nuevo modelo educativo y lo central que es la formación docente”, añadió.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

La charla siguió en la residencia del jujeño con comida regional y foto junto a la esposa del Morales, Tulia Snopek, y la hija de ambos, Guadalupe. Más relajados, hablaron sobre política, la actualidad de JxC y la intención de “avanzar en la construcción de un plan federal serio, desarrollista, productivista que priorice las economías regionales”.

Carrió estuvo acompañada por el presidente de la Coalición Cívica, el diputado nacional Maximiliano Ferraro. Ambos le contaron a Morales sobre su gira por distintas provincias para avanzar en la construcción del partido. De hecho, en Jujuy se produjo la institucionalización de la Coalición Cívica local, representada por el presidente del partido en esa provincia, José Albizo Cazón.

Carrió llegó con la intención de mediar entre Morales y Macri luego del cruce que tuvieron en los últimos días debido a los dichos del exPresidente sobre el prócer radical Hipólito Yrigoyen. Como respuesta, el jujeño escribió una carta en la que lo desafió: "Si tu intención es romper, decilo". Para el líder del PRO, esa reacción fue “desmesurada”. Si bien luego bajaron la tensión, cerca de Morales creen que Macri mandó a periodistas “amigos” de La Nación + a cuestionar al gobernador.

En ese marco llegó Carrió a la provincia. Su intención es moderar para que los referentes del espacio que se muestran como presidenciables se concentren en mantener la unidad y en continuar trabajando en el programa de gobierno que diseñan las distintas fundaciones de JxC y que abordan en las reuniones programáticas que tienen cada dos semanas. “Lilita cree que hay que bajar las tensiones y no discutir, fue mínima la discusión sobre la pelea”, aseguraron cerca de la exdiputada y buscaron minimizar el cruce. Mirar para adelante. Días atrás, Carrió dijo que iba a “amansar” a Macri y Morales. ¿Se dejarán?

LA FERIA DE EL DESTAPE ►