A 47 años de la muerte de Perón: cómo fueron sus últimos días según sus médicos

El 1° de julio de 1974 falleció Juan Domingo Perón y miles de argentinos salían a las calles a rendirle homenaje. Cómo fueron sus últimos días según los médicos personales que lo acompañaban.

01 de julio, 2021 | 11.49

Un día como hoy, pero de 1° de julio de 1974, el presidente Juan Domingo Perón fallecía a los 78 años en la localidad bonaerense de Olivos. Como consecuencia, miles y miles de argentinos se asistieron a su velorio para homenajear y despedir por última vez a una de las personalidades que transformó la argentina y cuyas ideas trascendieron en la historia. A 47 años de aquella jornada, repasamos cómo fueron sus últimos días y qué decían los médicos sobre su estado de salud.

El 12 de octubre de 1973, y tras haber haber sido perseguido y estado en el exilio durante 17 largos añosPerón fue electo presidente de la Nación por tercera vez. Sin embargo, la alegría y tranquilidad en el pueblo no duraría mucho tiempo, ya que apenas menos de un año después de haber asumido moriría y el caos se desataría con la asunción de Isabel Martínez de Perón como presidenta y el posterior Golpe de Estado perpetrado por los militares.

Pero, ¿cómo fueron los últimos días del Presidente y cómo era su estado de salud antes de morir? Pese a que José López Rega -ministro de Bienestar Social, creador de la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina) y personaje polémico -hoy cuestionado por el peronismo- que lo acompañó en sus últimos años- afirmaba en una entrevista que Perón se encontraba en perfectas condiciones, el escenario era completamente el opuesto.

Tras regresar de manera repentina de una gira por Europa junto a Isabel Martínez de Perón, López Rega dialogó con la prensa y respondió preguntas sobre el estado de salud de Perón. "Me he enterado que habido una serie de comentarios a nivel de calle... uno, por un lado, de cambios en el gabinete. Por otro lado, que su regreso apresurado obedecía a que el General no andaba bien. Por eso queremos su palabra para desmentirlo o confirmarlo", consultaba un periodista.

Pese a que el entonces Presidente no se encontraba bien, López Rega aseguraba: "Todo es infundado, ahora está con un pequeño resfrío como cualquier hijo de vecino, pero no hay ningún problema. Está trabajando tranquilo, ahora sí, lo tenemos controlado y custodiado para que no salga agravado. Anda perfectamente bien, está con un resfrío a este que tengo yo". Y aseguró: "Ya anda bien, ya me preparó una serie de trabajos y me dijo: '¿Va a dormir la siesta hoy?'. Y le dije: 'Voy a dormir la siesta si usted me deja, pero parece que no me va a dejar'".

Cómo era el estado de salud de Perón tiempo antes de morir

Francisco Flores Tascón, médico personal de Perón en España, dejó plasmado en un documento oficial que el General era un paciente vascular, que sufría de las arterias coronariascolesterol alto, que tenía triglicéridos altos, ácido úrico elevado y la enfermedad de Buerger. La misma genera inflamación en los vasos sanguíneos, hinchazón y bloqueo de coágulos sanguíneos. Entre las complicaciones que le produce a las personas, se destaca el dolor y la molestia al caminar

En una entrevista otorgada a la TV Pública, el Dr. Daniel López Rosetti indicó que, según los informes oficiales, Flores Tascón le hizo una advertencia a Perón en España: "'General, si usted vuelve a la Argentina, probablemente le queden dos o tres años de vida. En España, diez o más'. Y se cumplió. Esto fue así porque el estrés es la medida del desgaste vital". Asimismo, el médico indicó que "un informe de la CIA de Estados Unidos aseguraba que Perón sufría un problema crónico del corazón y una dolencia vascular bastante severa".

Cómo fueron los últimos días de Perón según los médicos

Carlos Seara, uno de los médicos personales de Juan Domingo Perón en Buenos Aires, tenía 28 años cuando debió atender al entonces Presidente. En una entrevista que concedió para el documental "Una casa sin cortinas", dirigido por Julián Troksberg, el doctor reveló que el Presidente no estaba de acuerdo con el rol que estaba ejerciendo Isabel Martínez de Perón, quien estaba siendo guiada y aconsejada por López Rega"Perón estaba enfermo, premortem (NdeR: antes de su muerte), pero lúcido. Apareció Isabel en una embajada argentina de Italia. Perón estaba sentado al lado mío e Isabel estaba hablando como una líder y dijo: 'Hay que avisarle a Isabel que pare con esto porque ya con esto hemos ido muy lejos'".

Poco tiempo después, el 1º de julio de 1974, Perón fallecería a los 78 años. Y el propio Seara, en una entrevista con Líder Noticias otorgada en 2016, desmentiría una versión que la Oposición y el antiperonismo repite hoy en día: "Hay mucha fábula de que López Rega agarraba a Perón de los tobillos, que le decían 'Mi faraón'. Yo no vi nada. Estuve cinco horas seguidas ahí". Poco tiempo después de aquella jornada, se desencadenaría una de las épocas más siniestras en la historia argentina: la dictadura cívico-militar, que tuvo lugar entre 1976 y 1983: persecución, secuestros, asesinatos, robos de bebés, crímenes de lesa humanidad y 30.000 desaparecidos, que al día de hoy siguen buscándose.

Carlos Seara, uno de los médicos personales de Perón

LA FERIA DE EL DESTAPE ►