Crexell, una de las indecisas, a favor de la IVE: "Negar la realidad de tantos abortos que existen es un tremendo acto de hipocresía"

La legisladora definió su voto a favor del aborto legal y se amplia la diferencia a favor de la Ley. 

29 de diciembre, 2020 | 22.53

A pocas horas de que se vote el proyecto de aborto legal. la senadora por Neuquén Lucila Crexell definió su voto a favor de la Interrupción Voluntaria del Embarazo y la votación se inclina a que salga la sanción al proyecto de ley. 

"A pesar del rechazo de este proyecto en 2018 en esta Cámara, el debate siguió presente en la agenda social y política. En ese momento, presenté un proyecto de despenalización del aborto hasta la semana 12 para armonizar y acercar las dos posturas irreductibles que no fue tratado, y sigue con estado parlamentario, pero no fue considerado. Lo cierto es que retomamos un debate que resucita pasiones, creencias, valores y convicciones y pone de manifiesto problemas estructurales del país y deuda social. Estando hoy en el recinto reafirmo la necesidad de escuchar y respetar todos los argumentos", arrancó la legisladora. 

Expresó, así, su repudio "a toda manifestación que sea ofensiva que es un fuerte agravio a la pluralidad de voces de las cual se asienta el sistema político". "No cambié mis creencias personales ni mi modo de pensar, cambié el enfoque del cual debe ser abordado este tema. No se trate de feminismo o religión, el aborto clandestino es una causa silenciosa que mata y lastima y escribe historias muy triste en nuestro país que se niegan a ver", aseveró la senadora. 

Criticó que desde 2018 a la fecha no se implementó ninguna política de estado para asistir a las mujeres y personas gestantes, ni para parar el flagelo de los abortos clandestinos ni las muertes que provoca ese procedimiento: "Ahora bien, el aborto no es la solución, afirman. No es la única solución para abordar los problemas de embarazos no deseados. Sin embargo, el aborto sucede allí donde ha faltado las instancias de prevención y protección adecuada para asegurar a cada niña ya adolescente y mujer la correspondiente atención". "Fallaron las instituciones religiosas, el sistema de salud, el sistema educativo y la justicia. Ha fallado la sociedad en sus diversas facetas", sentenció.

Acto seguido, Crexell remarcó que se está "ante una cuestión de salud publica porque el aborto clandestino produce muerte y expone a mujeres a procedimientos inseguros.  Es evitable, eso ¿no les parece motivo suficiente?" y replicó: "Estamos ante una cuestión de derechos humanos porque se vulnera los derechos de las niñas que son obligadas a gestar y parir y criar hijos. Ya demasiado tormento se les hace pasar a través de un abuso para obligarlas a gestar un niño que no desearon. Estamos frente a una cuestión de justifica social, es un hecho insoslayable que las mujeres que no cuentan con recursos necesarios se exponen a situaciones de precariedad, criminalización".

"No me es indiferente el drama del aborto clandestino que produce muerte y criminalización, porque creo que esta ley no le cambia nada a la que se oponen, por el contrario, pero sí creo que le cambia todo a las personas de la sociedad que necesitan ser visibilizadas y asistidas, porque creo que negarse y negar la realidad de tantos abortos que existen es un tremendo acto de hipocresía, porque defiendo y lucho por las mujeres, por las que no tuvieron la oportunidad y contención, es que voto a favor", sentenció. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►