Post-mortem, archivan una denuncia de La Nación contra Héctor Timerman y La Cámpora por "inexistencia de delito"

La causa se inició a partir de publicaciones en el Diario La Nación sobre la Expo Milán 2015. 

13 de noviembre, 2019 | 12.16

El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi archivó por "inexistencia de delito" una denuncia contra el fallecido excanciller Héctor Timerman y dirigentes de "La Cámpora", por supuesta corrupción en el Pabellón Argentino en la Expo Milán, una feria internacional que se llevó adelante en 2015. Se trata de una denuncia que se originó en un artículo periodístico del diario La Nación y que llevó a los tribunales de Comodoro Py el abogado Santiago Nicolás Dupuy De Lome.

La denuncia se había hecho eco del artículo donde se refería a "irregularidades administrativas, presupuestarias y sobre el manejo de fondos relacionados con el montaje y desarrollo del stand que el Estado Argentino presentó en la mencionada exposición internacional". En diversas oportunidades y a traves de varios periodistas, La Nación incluso describía que los hechos de corrupción y manejo de los mismos eran llevados adelante por La Cámpora bajo la supervisión y visto bueno de Timerman.

Pero luego de cuatro años de investigación, el juez Martínez de Giorgi concluyó que "no se han acreditado mínimamente los extremos denunciados". "A poco que se analice el caso, se advierte que no existió provecho alguno, injustificado, que hubiera sido obtenido mediante engaño o artificio, que indujera a error a la Administración Pública, para que esta efectuare una prestación voluntaria de naturaleza patrimonial, perjudicial para el Estado", determino el juez.

En ese sentido, comprobó la inexistencia "de cualquier figura de defraudación" y por ello concluyó que "tampoco resultan aplicable al caso en estudio la figura de malversación de caudales públicos". La denuncia había sido hecha contra Timerman como canciller, y a la Fundación "ExportAr" la cual la denuncia apuntaba por supuestamente "se encontraría controlada por personas cercanas al gobierno de esa época, para evitar el control de legalidad de la Auditoría General de la Nación (AGN)".

En ese sentido, habían acusado que la Fundación ExportAr era manejada por Leonardo Boto, Carlos Bianco, Agustín Wydler, y Paula Español, todos ellos integrantes de la La Cámpora".

 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?