Marcelo Figueras, el hombre entre las misas: del Indio a Cristina, cómo es la intimidad de la gira

El "telonero" de CFK en las presentaciones de Sinceramente cuenta el detrás de escena de este fenómeno político-editorial. 

21 de julio, 2019 | 02.00

Cada presentación tiene una energía especial. Mientras en la pantalla gigante se exhibe un video sobre la distribución del libro en diferentes puntos del país, donde personas cuentan el por qué adquirieron el libro de Cristina Fernández de Kirchner “Sinceramente”, Marcelo Figueras se asoma a ver el público expectante y le es imposible no compararlo con un recital del Indio Solari. En los diferentes lugares el clima es el mismo: expectativa y emoción, todo esto envuelto siempre por algún tema de rock nacional.

El reconocido escritor se convirtió en “telonero de Cristina” acompañando a la actual candidata a vicepresidenta del Frente con Todos. Los presentes aplauden cuando ambos aparecen en escena y son las palabras de él, en medio de la algarabía, las primeras que se escuchan: “Buenas tardes a todas, a todos, a Todes”. Empieza así el recital.

“Hoy toca Cristina en Río Gallegos” expresó en la presentación en el sur del país.

En diálogo con El Destape, el autor de Kamchatka y biógrafo del Indio Solari contó detalles de cómo llegó a ese lugar: 

“El hecho se dio de manera sorpresiva, es algo que nunca hubiese podido imaginar, se dio por una cadena de situaciones felices”, relata. Aseguran que fue el mismo Máximo que le sugirió a la ex Presidenta que sea Figueras que lo acompañe, tras leer su crónica sobre la presentación en la Rural el pasado 9 de mayo. “Para que esto no sea un monólogo” dijo en la presentación que se realizó en la provincia de Santiago del Estero, semanas atrás.

"Nunca vi nada mas parecido a esto que los recitales del Indio Solari"

El escritor no oculta su emoción de haber sido elegido para llevar adelante esta tarea: “Para mí fue un sueño hecho realidad. Me parece el personaje político más trascendente de las últimas épocas, como periodista y escritor la posibilidad de tener contacto y charlar con Cristina fue una de esas ofertas que uno no puede rechazar”. Y agrega: “Muy pocas veces uno tiene la posibilidad de tener un contacto cercano con un personaje de estas dimensiones”.

“Hoy toca Cristina”

Figueras nos brinda su apreciación sobre las presentaciones: “Para mí el prisma inevitable (porque uno siempre compara con sus experiencias), nunca vi nada mas parecido a esto que los recitales del Indio Solari. No solo por la cantidad de gente sino por la actitud de la misma”.

Y agrega: “Puede haber conciertos masivos pero no donde estén dispuestos de esta manera con alegría, fervor y amor de acercarse. Lo más extraordinario que esta comunión es por un libro, ver ese mar de gente agitando sus ejemplares, para uno que es escritor es una experiencia extraña y maravillosa”.

 “Y vos te das cuenta el clima que hay, uno estuvo en varios congresos o y no todos tienen esta anticipación eléctrica. Yo estoy como un telonero para que venga el numero principal”.

El intercambio no solo es físico, muchas veces Figueras replica los mensajes de redes sociales de las miles de personas que presencian el evento a través de las transmisiones online: “Me pertinente y acercarla a las redes y se dio naturalmente porque con el Indio me pasa lo mismo. En el sentido de que la gente se acerca y te cuenta lo que significó su obra. De repente uno se vuelve mediador que es un lindo papel y eso es muy bueno porque medias entre corrientes de amor. Y por eso estoy agradecido”.

Figueras realiza una comparación de Cristina y el Indio Solari: “Son dos personas de una enorme inteligencia formadas con cultura en el sentido mas amplio que nunca bajan el nivel de su juego. Nunca los vas a pescar intentando definir algo de una manera elemental por eso cuando jugás con ellos lo obliga a uno a jugar su juego para estar a la altura y sin embargo no condescienden a nada, coinciden con una corriente de afecto con la gente de amor increíble, ambos son muy cerebrales, pero también tienen la característica de conectar con la gente a través del cariño”.

Frente a la consulta de cual fue una de las presentaciones que más disfrutó, Figueras no dudó: “Lo de Rosario fue especial por el día que era, el 20 de junio y porque fue inevitable no comparar el acto que tuvo Macri, ese mismo día, básicamente plasmando todo lo que no hay que hacer y no hay que decir en una situación así”.

Ida y vuelta

Figueras asegura que lo que permitieron sus intercambios en las presentaciones fue mostrar una Cristina humana: “El libro y las charlas le permitieron mostrarse como persona y contar lo que le paso, sintió, lo que le dolió y de lo que se arrepiente. Mostrar su humanidad y su reflexión política”.

Frente a la consulta de que, si existe una preparación previa a las presentaciones y si encontró restricciones a la hora de formular preguntas, Figueras detalló: “Días previos nos juntamos, lo conversamos antes. Mi idea es hacer una presentación diferente en cada lugar y aprovechar diversos pasajes del libro. A partir de cosas que nos quedan pendientes del libro y lo que esta pasando en el momento reflexionamos”.

Frente a la consulta de que si es consciente de las repercusiones que tiene cada una de las palabras que dicen en las presentaciones, Figueras responde: “Somos conscientes incluso ella bromea, es parte de su vida, nadie lo puede tener mas claro al impacto de sus palabras que ella. Y agrega: “Si uno actúa a partir de lo que pueden ser las opiniones de otros, no haces nada, sabes que siempre las declaraciones pueden ser tergiversadas, sobre todo por quien tenés en frente y como operan”.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?