20 de marzo, 2020 | 18.13

Las empresas de salud privada mandan "al muere" a sus trabajadores con el coronavirus: ya hay más de 100 denuncias

No son parte del personal de salud esencial ni asistencial, pero los empresarios quieren que trabajen normalmente. Están en peligro y sin precauciones. Denuncias dramáticas en medio del dolor por la enfermedad. 

"No sólo los están obligando a ir a trabajar sino que además les dijeron que si quieren traigan a los chicos que les compran una Cajita Feliz". Así de cruel es el relato de uno de los 100 trabajadores de la salud privada que hoy denunciaron excesos por parte de los empresarios en el primer día de cuarentena obligatoria por la pandemia del coronavirus.

QUÉ LA DEVUELVAN

No son parte del sistema esencial ni asistencial. Sin embargo, los directivos los obligan a asistir a sus puestos de trabajo, lo que conlleva un riesgo para su salud ya que pueden contraer el COVID-19. Un alto dirigente de la Asociación de los trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), que prefirió hablar en off para para preservar su identidad, reveló a El Destape la cantidad de llamados que recibió en el primer día de "encierro". 

Hubo quejas al decreto, a sus grises y a sus pocas aclaraciones sobre el "Personal de Salud". Así llama el decreto 297/2020 que lanzó anoche el Poder Ejecutivo a quienes quedan exceptuados en esa área. "Quedan exceptuadas del cumplimiento del “aislamiento social, preventivo y obligatorio” y de la prohibición de circular, las personas afectadas a las actividades y servicios declarados esenciales en la emergencia", afirma el documento. Y en su detalle encabeza así en su primer inciso. 

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Según una dirigente de ATE Salud, si bien el decreto puede generar confusión "se refiere claramente al sector asistencial: los médicos, las enfermeras, los instrumentistas, los anestesistas. Es el personal esencial. El equipo médico. El administrativo no entra en esa categoría", aseguró a El Destape. Y maldijo a las prepagas: "Lamentablemente, la parte privada se aprovecha de todo". 

Desde ATSA revelaron a este portal: "Solo hoy recibimos 100 denuncias de trabajadores del sector privado de salud que no son parte esencial del sistema y los obligan a ir a trabajar, a trasladarse hasta el lugar". Esto fue solo en la sede sindical de Buenos Aires.  

"Estamos tratando de interceder con los empleadores. Es increíble el nivel de hijaputez de los empresarios que estoy viendo en estos días. Quieren hasta aumentar el horario de trabajo a 16 horas", contó un sindicalista de este gremio. 

Además, relató el drama de varios empleados. Como el caso de un centro de cobros y ventas de una prepaga donde no solo obligan a ir a los trabajadores sino que además les proponen que lleven a sus hijos. "Les compramos una cajita feliz", les prometen. "Hoy hubo dos llamados con esta denuncia similar. Son gente que no quiere dar su nombre, tienen miedo de perder sus trabajos", marcó. 

En el Hospital Italiano de San Justo el panorama es parecido. A María Soledad la obligan a ir. Trabaja de recepcionista en el sector de Imagen. "Estoy haciendo un horario normal. No vienen ni los médicos porque los turnos están cancelados. Pero igualmente quieren que venga gente para que renueve su turno para fin de mayo. Así se acumulan varias personas. Y no se están tomando las precauciones de nada. Nosotros limpiamos nuestros escritorios cada 3 horas. Tenemos apenas un alcohol en gel", cuenta quebrada. "Es un total descuido. Nos mandan al muere", advirtió. 

De los denunciantes que más llamaron durante este primer día la mayor parte son trabajadores de Swiss Medical y el Hospital Italiano. "Así y todo, los peores de todos son los geriátricos", señaló el dirigente de ATSA. ¿Cómo se hace para los días venideros? "Estamos tratando de apelar a lo humano y llamar a los empresarios. Y sino vamos a resolver la controversia en el Ministerio de Trabajo, que obviamente casi no está funcionando por el tema del coronavirus", sumó

Este dirigente, delegado en un laboratorio, resolvió este mismo entredicho entre sus compañeros y la empresa con el SENASA (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria), que les dio la derecha a los trabajadores. "Nos confirmaron que el artículo 1 está orientado específicamente para la salubridad humana. Y nos dijeron 'nosotros hacemos la misma lectura que ustedes'. Es importante y de mucha ayuda que sea un organismo gubernamental el que clarifique esto", contó el delegado a El Destape. Y cerró: "No nos ayudó el decreto a los trabajadores. Es enormemente gris y así se ve bien el nivel de la lacra empresarial argentina". 

El Gobierno, por su parte, lanzó un mail y un teléfono para realizar denuncias laborales contra empleadores que obligan a trabajadores a ir a sus lugares de trabajo en medio de la pandemia por el coronavirus. El ATSA tiene una web con un chat online donde se reciben también denuncias. 

Otro caso es el de la trabajadora de Galeno denominada M (no quiso dar su nombre completo por miedo a que la echen). No es parte esencial ni asistencial. Denunció en El Destape que la empresa no tomó las medidas de higiene necesarias desde el lunes pasado. "Teníamos un alcohol en gel para 200 trabajadores. Nos preguntaron en qué parte del decreto decía que la empresa estaba obligada a comprárnoslo. Que juntemos plata entre todos y compremos nosotros", afirmó. 

Para peor: "Nos dijeron que las chicas que se tomen licencia con hijos no iban a pagárselas porque como nosotros trabajamos en salud tendríamos que dejar la guarda de los hijos a maridos o padres porque somos parte del trabajo esencial", relató con bronca. 

¿Y la cuarentena obligatoria? "En Galeno nos dijeron que nos imprimiéramos permisos que no tienen ningún dato y que fuéramos a trabajar igual. Que con eso y el recibo ya podíamos circular". ¿Y hoy qué pasó? "Cuando una de las que más lejos vive sale para su trabajo, la policía le pidió el permiso cerca de su casa, en Mataderos. Les dijeron que eso no servía y tampoco el recibo de sueldo porque Galeno nos tiene como administrativos y somos empleados de comercio", contó esta trabajadora. ¿Cómo terminó? "La mandaron a su casa y le dijeron que próxima le hacían una multa". 

Para colmo, M reveló un escenario peor sobre el coronavirus. "El lunes nos enteramos que el domingo llegó una compañera de Uruguay. Volvió en Buquebus. En el viaje donde se detuvo a un pasajero italiano que llegó de Italia a Uruguay y de ahí hasta Argentina. Llamó a medicina laboral y la empezaron a indagar. Contó que estuvo en un casamiento con gente de otros países. Y Recursos Humanos de Galeno le dijo que si no tenía fiebre que fuera a trabajar igual. O sea, todas estuvimos en contacto con una compañera que debía estar en cuarentena", cerró su testimonio con El Destape. El mismo lugar de salud que debía cuidar a los pacientes hizo eso con sus trabajadores. 

VENÍ A EL DESTAPE RADIO ►