Matías Lammens, presidente de San Lorenzo, defendió la idea de armar "una gran PASO" opositora en la ciudad de Buenos Aires para derrotar al macrismo y aseguró que "está dispuesto a ser candidato" dentro de ese armado.

Con este anuncio, Lammens puso fin a las recientes especulaciones sobre su futuro político y se alineó claramente dentro de la oposición con un discurso contra las políticas de Cambiemos, tanto a nivel nacional como municipal.

En una entrevista concedida al canal C5N, el dirigente de San Lorenzo explicó que decidió comenzar a participar en política porque el gobierno de Mauricio Macri va "rumbo a ser una catástrofe social".

Después de hacer una larga enumeración sobre los indicadores socio-económicos negativos de la gestión macrista tanto en la Ciudad como a nivel nacional, Lammens dijo que "el día de mañana nuestros hijos nos van a preguntar qué hicimos cuando pasaba todo esto". Y agregó: "Me meto en política porque tengo ganas de cambiar las cosas".

Guiños a Cristina

En el ámbito nacional, Lammens  destacó la "audacia" del gesto de Cristina Kirchner y "celebró" que haya elegido como candidato a Alberto Fernández quien "ha sido muy duro con el kirchnerismo".

Al mismo tiempo, en el ámbito porteño defendió la idea de hacer un "gran frente opositor" que sea "abierto y plural" para derrotar a Horacio Rodríguez Larreta porque "con el kirchnerismo solo no alcanza".

"Los problemas que no han resuelto en 12 años no los van a resolver ahora. Creo que es buena la alternancia, es el discurso que tenían ellos antes", argumentó.

No obstante, pidió no discutir las candidaturas "en términos personales" porque la gente no está para que le hablen de "la rosca" política.

Consultado sobre el problema más urgente que atacaría si fuera electo jefe de Gobierno, Lammens fue categórico: la pobreza.

"La Ciudad tiene el PBI per cápita de Bélgica, es una afrenta tener 600 mil personas bajo la línea de pobreza. Es lo primero de lo que tenemos que ocupar", aseguró.