#AltaData | Macri paga $5.000 por un voto Suscribite

X

La pareja de Sabrina Rojas y Luciano Castro recurrieron las redes sociales para pedirle a la vicepresidenta Gabriela Michetti por la salud de Débora Perricone y "todas las personas que dependen de un medicamento".

Ocurre que, a través de sus cuentas de Instagram, Rojas y Castro publicaron la imagen de Débora Perricone junto al desesperado mensaje: "Débora Perricone es la hermana de mi mejor amiga, tiene hipertensión pulmonar y el estado no le da la medicación indispensable para poder vivir", explicaron sobre la enfermedad severa y mortal que le diagnosticaron en 2013.

En otra historia: "Todos los días su salud desmejora notablemente. El medicamento es carisimo! Todos los meses tiene que hacer largos trámites para que se lo otorguen. Además de rezar, y aunque presenta todo en tiempo y forma, le dicen entre otras cosas, que es imposible porque 'se cayó el sistema'".

"Y una vez más está desesperada por sobrevivir. Por Débora y por todas las personas que dependen de un medicamento y pasan mes a mes por lo mismo, difundan para que los escuchen", concluye el mensaje.

En diversas oportunidades, la mujer ya había relatado la lucha de todos los meses para cumplir con los infinitos trámites que exigía en ese momento Incluir Salud (el programa federal de salud que brinda asistencia a personas sin cobertura médica y que cobran una pensión no contributiva) para los beneficiarios que necesitan medicamentos gratuitos.

En la petición, Romina, hermana de Débora, cuenta que es paciente del Hospital Fernández y que su salud depende de que le den o no la medicación. "Toma varios medicamentos, pero el más costoso y el más importante es OPSUMIT MACITENTAN 10 mg. (Laboratorio Janssen) y no lo recibe, no se lo dan", relató desesperada.

"No tiene obra social por lo tanto el Estado debe cubrirlo. Todos los meses es terrible la cantidad de trámites que debe hacer, ademas de prender velas y rezar para que luego de presentar todos los papeles tengan la dignidad de darle su medicación... ¡Medicación imposible de comprar ya que sale aproximadamente $300.000 la caja por mes! En varias oportunidades no tuvo suerte, simplemente no se la dieron, MEDICACIÓN QUE NO PUEDE DEJAR DE TOMAR, obvio... por ejemplo ahora, este mes (mayo/junio 2019), está sin su medicación. Presentó todo en tiempo y forma como siempre, y si bien se aprobó su medicación, le contestaron que no pueden dársela porque 'se cayó el sistema y se perdió toda la documentación', por lo cual deberá esperar, con suerte, capaz un mes más. Dos. Tres. ¡Que bronca! ¡Qué impotencia!", dijo.

"Nadie da respuesta. Es desesperante ver que sos nada", expresó la hermana de Débora, y pidió directamente a los médicos del Hospital Fernández para que puedan interceder y hacer fuerza "para que la gente pueda tener una vida digna".