El tenista belga David Goffin protagonizó una increíble y desafortunada jugada, que le impidió completar una de las semifinales del ATP 500 de Rotterdam ante Grigor Dimitrov,

El búlgaro se había impuesto en el primer set por 6-3, pero se llevó el partido por el retiro de su contrincante, quien quedó herido en un blooper insólito.

Embed

Goffin intentó responder a un fuerte golpe de su rival, pero impactó mal la pelota, que se dirigió con violencia hacia uno de sus ojos. Muy sentido, el belga tuvo que ser atendido por médicos y dejó la cancha.

Así, Dimitrov alcanzó la final del certamen y espera por el ganador del cotejo entre Roger Federer y Andreas Seppi.

En esta nota