Detuvieron a un artista de La Colifata por una escultura en homenaje a Santiago Maldonado

El artista es un activista de los Derechos Humanos y miembro de La Colifata. 

30 de julio, 2019 | 12.10

Julio Cesar es un artista conocido por su compromiso social. Habitué de marchas e incluso en sus redes sociales, marca su apoyo a los diversos organismos de Derechos Humanos.

Desde hace diez días se encuentra detenido y las razones son difusas y sin las garantías correspondientes.

Días atrás, Julio preparaba una escultura en la localidad bonaerense de Lomas de Zamora para recordar a Santiago Maldonado pero el viernes 19 de julio discutió con un vecino, que se identificó como integrante del Servicio Penitenciario Federal y no oficial de Policía como trascendió en las primeras informaciones.

El vecino comenzó a hostigar al artista y a la figura de Santiago Maldonado al grito de “ese hippie se ahogó” sosteniendo la versión oficial del joven muerto. Ese mismo día por la discusión el hombre realizó tiros al aire e incluso un hermano y el dia de su detención, apedrearon la casa de Báez.

Si bien el intercambio concluyó ese día, al siguiente Julio Cesar se encontraba en su casa cuando la policía ingresó sin orden judicial y lo llevó detenido.

Desde el sábado 20 de julio está preso en la comisaría 3ª de Lomas de Zamora acusado de resistencia a la autoridad (CP. 239) y es un delito excarcelable pero tener otras detenciones que fueron consideradas arbitrarias (según relatan amigos fue detenido una vez a la salida de un recital sin motivo alguno).

“Las fuerzas de seguridad se sienten avalados por un Gobierno que demoniza a todas las personas que quieren invocar la figura de Santiago Maldonado” expresó a El Destape,  Mauricio Rojas, de la APDH.

El abogado, tras entrevistarse con su defendido, aseguró que se encuentra en buen estado y anticipó que luego de una ampliación de su declaración indagatoria pedirá la inmediata excarcelación al Juzgado de Garantías 6, a cargo de Laura Ninni, y la Fiscalía 15, de Carlos Baccini. El escultor pasó varios días incomunicado, sin acción de la defensa oficial, posee solo un inhalador para el asma, pero amigos que fueron a visitarlo aseguran que el trato es bueno. Incluso muchos de los efectivos policiales lo conocen por su activismo.

Por el momento sólo consta la versión policial en base al testimonio de un familiar del agresor, su padre de 62 años, quien declaró que estaba paseando a su perro, un caniche toy, y que Baez lo agredió sin motivo alguno.

Se expresa en la declaración que lo detuvieron porque estaba “muy agresivo”. Según el acta, hubo una llamada al 911 que motivó la llegada de la policía y uno de los oficiales --que no se quiso identificar-- declaró que Baez “lo intimidó con un cincel”, en realidad su herramienta para esculpir. La familia a la que pertenece la persona que reaccionó contra la escultura de Maldonado es de apellido Zárate.

A pesar de las declaraciones, desde la defensa de Báez alega que lo grave de esto es el uso arbitrario por parte de la policía de las figuras legales que aplican la flagrancia de manera discrecional.

Vecinos se movilizarán solicitando la excarcelación, además el artista fue visitado por la titular de Madres de Plaza de Mayo línea fundadora, así como también el Presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, 

 

 

¿Querés recibir notificaciones de alertas?