Tras su salida del organismo, la exdirectora del FMI Christine Lagarde reveló que el gobierno de Mauricio Macri acudió desesperado a pedirle auxilio ante la ausencia de fuentes de financiamiento alternativas. "Nadie estaba preparado para dar financiamiento a ese país. Yo fui por ahí, toqué a muchas puertas de muchos países, muchas palabras amables y apoyos gentiles, pero ninguna financiación", detalló Lagarde respecto de las negociaciones que intentó llevar adelante en medio de la crisis argentina.

Según la próxima directora del Banco Central Europeo, si el Fondo Monetario no hubiera aprobado el crédito de 57 mil millones de dólares, la situación actual de la argentina "hubiera sido mucho peor".  "¿Qué hubiera pasado si no hubiéramos estado ahí? ¿si no hubiéramos hecho nada? Creo que hubiera sido mucho peor. Para mí no hay dudas al respecto", sostuvo Lagarde en una entrevista a la agencia de noticias internacional AFP.

"Cuando Argentina tocó a nuestra puerta estaba en una situación particularmente difícil. Tendemos a olvidarnos de eso porque todo el mundo se centra en Argentina hoy", explicó Lagarde, quien consideró que el FMI "era la única posibilidad". 

El crédito, del que todavía el Gobierno espera el desembolso de 5.400 millones de dólares, fue aprobado en 2018, después de que Cambiemos acudiera al organismo tras una estampida cambiaria que depreció agudamente el peso. Desde aquel momento, la administración Macri sostuvo que la responsabilidad de la crisis se debió a factores externos.  "Veníamos bien, pero de golpe pasaron cosas, porque también el mundo está volátil", dijo el Presidente en junio del año pasado.