Alfredo Leuco criticó a Diego Armando Maradona. Lo acusó de "estar enfermo", de ser un mal ejemplo y afirmó que resume la decadencia y la degradación humana.

"Hay un país Maradona y hay un país Favaloro", empezó a decir el periodista, con ánimos de construir una falsa dicotomía entre dos de los personajes más importantes de Argentina.

"¿Es positivo o tóxico su matrimonio con Diego Armando Maradona?¿Cuáles son los valores con los que debemos construir un equipo, una familia o un país?", preguntó en vivo por la pantalla de TN.

Y continuó: "No es precisamente el mejor ejemplo para los hinchas o para los jugadores. Lo digo porque amo a Gimnasia porque mi viejo es uno de los hinchas y creo que el club debería buscar espejos en dónde buscar lo mejor de su identidad". 

"Es cierto que Gimnasia está cerca de irse al descenso. Pero el peor descenso es la apuesta a un personaje que, lamentablemente, sintetiza la decadencia y la degradación de un ser humano. Es cierto que está enfermo y que hay que ayudarlo", apuntó.

En el mismo sentido, sentenció: "No miro para otro lado frente al daño que se hizo a si mismo con su soberbia pendenciera y la manera en que dinamitó la relación con su esposa y con sus hijas y con varios de sus mejores amigos".

"Hoy Maradona es la síntesis de lo que no debemos ser ni como personas ni como ciudadanos. La droga fue haciendo estragos en su cerebro y le cuesta juntar un grupo de palabras para expresarse. Quiere dirigir un equipo y no puede con su vida. Acusa de ladrona a la madre de sus hijas, que es la que le cuidó parte de su fortuna para que no la dilapidara en las adicciones ni en los caprichos", apuntó.

"Ni él sabe cuántos hijos o nietos tiene. Se siente un Dios que solo tiene derechos y ninguna obligación", afirmó y lo criticó por su buena relación con los dirigentes venezolanos chavistas.

Además recalcó que el Barrilete Cósmico "ya perdió la dignidad y hasta el sentido común".

"Hoy que estamos asistiendo tristes y preocupados al país de la desmesura y el fanatismo que viola todas las leyes y las normas de convivencia. Hoy más que nunca, Argentina tiene dos caminos. El país Maradona o el país Favaloro. El descontrol o la racionalidad. El populismo o la República", finalizó.