Alejandra Gils Carbó lanzó duras acusaciones contra Mauricio Macri, Miguel Ángel Pichetto y el periodista de Clarín, Ricardo Roa

La exprocuradora recordó la persecución sufrida en la gestión de Cambiemos y el ensañamiento de Clarín con sus hijas.

06 de marzo, 2020 | 12.04

La exprocuradora General, Alejandra Gils Carbó, lanzó una fuerte denuncia contra la gestión de Mauricio Macri, a la que acusó de incentivar una persecución política contra su persona a través de la figura de Miguel Ángel Pichetto. También recordó que el periodista de Clarín, Ricardo Roa, publicó en una columna el número de su hija para que recibiera amenazas.

Vicentin: de gran empresa a gran estafa

"Durante los años del presidente Macri todo se salió de quicio en materia de persecución judicial y violencia institucional", aseguró Gils Carbó, y detalló que una de las principales amenazas que recibió que decirle que "iban a meter presa a sus hijas. Siempre que me hicieron amenazas fue así, a través de una persona que me lo comunica y se transforma en un mensajero de la amenaza. No me sentí amenazada porque no había motivos para que mis hijas vayan presas".

Por otro lado, recordó su renuncia a la Procuraduría General de la Nación y explicó que no lo hizo por el gobierno, sino "porque cierto sector del senado que apoyaba mi permanencia me bajo el pulgar. Cuando el entonces senador Pichetto firma un proyecto de ley quitándole la independencia al ministerio Público, permitiendo que al procurador lo despidiera el presidente. Y realmente hubiera sido una incongruencia que permaneciera en el cargo y el ministerio Público perdiera independencia.

"Pichetto empezó a trabajar con Macri desde el comienzo. Y fue el motivo de mi renuncia", reflexionó.

Gils Carbó también apuntó contra uno de los periodistas más importantes de Clarín, Ricardo Roa: "Fue terrible y de una bajeza la conducta de algunos periodistas de Clarín, sobre todo de uno que publicó el número de mi hija menor, invitando a que la gente la llame".

En octubre de 2017, el diario Clarín publicó el celular completo de la joven para explicar el contexto de la causa judicial que tenía Gils Carbó procesada. Como el número aparecía en el escrito judicial, lo dieron a conocer sin tapar ni un dato. La consecuencia fue que miles de personas comenzaron a llamarla y enviarle mensajes agraviantes.

"La llamaron, la insultaron, pero ella no se veía muy afectada porque me veía tranquila a mi. Ya tenía una edad como para darse cuenta que era parte de mio función", sostuvo.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►