Alberto Fernández desde el congreso de la CTA: "Vamos a ser la Argentina que nos merecemos"

El candidato del Frente de Todos celebró la reunificación de la CTA con la CGT y comparó la crisis que dejará Macri con la de la salida de la convertibilidad.

03 de octubre, 2019 | 19.28

El candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, dio el discurso de cierre del congreso en el que la CTA votó su reunificación con la CGT. Desde el escenario de un repleto microestadio de Lanús, reconoció que el desafío que enfrentará la nueva gestión no será sencillo pero manifestó su confianza en que, nuevamente, se podrá salir de la crisis. "Un día aprendimos que todos divididos no teníamos futuro", aseguró en un encendido discurso, acompañado por dirigentes como los diputados Máximo Kirchner y Felipe Solá, ex ministros como Carlos Tomada y Eduardo Taiana e intendentes como Verónica Magario, Alberto Descalzo y Martín Insaurraulde, entre otros.

Tras agradecer a la CTA por dar el paso para reintegrarse a la CGT después de 28 años y avanzar en la unidad del movimiento obrero, Fernández analizó la crisis que dejará Mauricio Macri al finalizar su Gobierno, la cual comparó con la salida de la convertibilidad. El exjefe de Gabinete lanzó: "Nos han hecho creer que somos una especie de sociedad estúpida que, cada diez años, se choca con la misma piedra. Pero después de cada episodio trágico nos levantamos". Y remarcó: "Somos la Argentina, vamos a levantarnos una vez más y lo vamos a hacer entre todos y todas".

Por eso, bajo la premisa de "ser la Argentina que nos merecemos", aseguró que el camino "no va a ser fácil, va a ser difícil" pero manifestó tener "mucha confianza" para lograrlo porque durante el macrismo se aprendieron muchas cosas.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Alberto recordó que en ese mismo lugar, en el microestadio de Lanús, se realizó el congreso que dio inicio a la campaña que llevó a la presidencia a Néstor Kirchner, por lo que remarcó su felicidad al volver allí y analizó: "Pareciera ser que Macri permanentemente me convoca a un déjà vu, algunos muy gratos como éste".

Con ese recuerdo, el candidato hizo una analogía entre la Argentina que dejará Macri y la que recibió Néstor: "Cuando miro el presente y lo que vamos a encontrar, lo que veo es casi un país como el que recibimos en 2003. El daño que le hizo al país la salida de la convertibilidad es semejante al daño que Macri ha hecho gobernando cuatro años". Y resaltó que la deuda que contrajo el Presidente en un año y medio "es seis veces la deuda que la Argentina adquirió con el Fondo desde 1957 al 2005".

En ese complejo contexto económico, advirtió que por la fuga de dólares y la venta de divisas para contener el valor de la moneda norteamericana, dejarán un Banco Central con diez u once mil millones de dólares, "las mismas que había cuando llegamos con Néstor".

Esa llegada de Kirchner a la presidencia estuvo signada también, además de por la sangría de reservas, por un importante conflicto docente, el que comparó con una paritaria nacional actual que "no existe" por lo que pidió reaccionar porque esa crisis en la educación "es producto de un Gobierno que reniega la educación pública". "No son liberales, son crueles mercantilistas que también hace de la educación un negocio", disparó el dirigente.

Por eso, advirtió: "Nos quieren hacer creer que el problema que tenemos los argentinos es que tuvimos muchos derechos. En virtud de esos derechos fuimos distintos como sociedad en América Latina". Derechos que incluyen los del trabajador, "de sindicalizarse, del aguinaldo, de las vacaciones pagas. Resulta que ahora eso son privilegios" y pidió no permitir esa confusión porque "las mejores sociedades son las que distribuyen derechos, no las que los quitan".

Muchas fueron las preguntas, en estos meses, sobre la procedencia de los fondos que Alberto dijo que destinará a poner de pie nuevamente al país. Y lo aclaró esta tarde: "Voy a sacar la plata de dejar de pagar la usura que se cobran los Bancos con las Leliqs, de ahí voy a sacar la plata. Y de ahí vamos a hacer que los jubilados tengan todo el año los medicamentos, como corresponde. Y vamos a dejar de pagarle a los usureros para que los maestros tengan un salario digno, para que todos los trabajadores tengan su paritaria año a año".

Alberto Fernández fue el encargado de cerrar el acto que también tuvo como oradores a Máximo Kirchner, Hugo Yasky y 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►