El presidente Mauricio Macri justificó de forma insólita la ola de despidos que se viene sucediendo en el Estado nacional y en varias dependencias provinciales y municipales. A la salida de su reunión con el papa Francisco, el jefe de Estado sostuvo que las cesantías en la administración pública son, paradójicamente, para "crear empleo".

Sin hacer mención a casos contradictorios con la prédica de Cambiemos, como la designación directa de la hermana de la reina de Holanda o las esposas de los ministros Jorge Triaca y Andrés Ibarra, el presidente respondió cómo su prédica de "pobreza cero" se conjugaba con la decisión de despedir gente. La respuesta de Macri fue que esas decisiones son para "genera trabajo" porque para "crecer hace falta que el Estado esté al servicio de la gente" ya que no puede ser "un botín".

LEE MÁS

Embed

Con sus regalos, el papa Francisco parece haberle dado un mensaje sutil al presidente Macri

Posted by Economía Política on Saturday, February 27, 2016

"Estamos poniendo una nueva etapa en marcha que requiere recuperar la carrera pública", añadió el mandatario, sin hacer mención a los numerosos casos de designaciones polémicas por parte de su propio gobierno.

Meses atrás, en lo que fue su primera conferencia de prensa como jefe de Estado, Macri le deseó a los cesanteados que "encuentren un lugar donde ser felices".