El nombre de Fabián “Pepín” Rodríguez Simón no es muy conocido. Se trata, sin embargo, de una figura central en el esquema de Mauricio Macri. Es uno de sus principales operadores judiciales, miembro de la mesa chica que coordina al lobby feroz de Cambiemos en los tribunales e incluso el abogado personal de Macri en causas vinculadas a los Panamá Papers. Todo esto pese a que fue procesado en varias oportunidades, por su paso por la patota de la UCEP y por administración fraudulenta de un banco. De fuertes vínculos con el Grupo Clarín, “Pepín” Rodriguez Simón acompaña a Macri desde su paso por la jefatura de Gobierno porteña y es parte del esquema de fundaciones que revolean dinero del y para el PRO. También es diputado por el macrismo en el Parlasur, donde encabeza una cruzada para que esos parlamentarios no cobren sueldo. Lo que no dice el monje negro de Macri es que él ya cobra por varias ventanillas públicas. El Destape accedió a un documento exclusivo que revela un contrato por asesorar a la Lotería de la Ciudad en un convenio, luego de que fuera el propio Pepín quien estuviera detrás del desguace de la Lotería Nacional. También a los pagos por más de 2 millones de pesos que recibió entre 2008 y 2015 de Macri cuando gobernaba la ciudad. Todo esto se suma a los honorarios que recibe como director en YPF nombrado por el Gobierno. En síntesis, “Pepin” no cobra en el Parlasur, pero buscó la forma de asegurarse ingresos en organismos que controla el macrismo.

Lotería

En enero de este año, “Pepín” Rodriguez Simón fue contratado por 141.609 pesos en la Lotería de la Ciudad (LOTBA). Según el documento al que accedió en exclusiva El Destape, lo nombraron como “Asesor extraescalafonario de Gabinete de Presidencia del Directorio” de LOTBA. El documento que hoy revela este medio lleva la firma de Martín García Santillán, presidente de la Lotería porteña. Tiene fecha del 29 de enero, pero solicita que se de el alta a “Pepín” desde el 1 de enero con una retribución mensual bruta de 14.884 unidades retributivas. Cada unidad son, actualmente, 9,5142 pesos. Total, 141.609 pesos. El titular de LOTBA pide que se le de “Muy Urgente Despacho”.

El Destape se comunicó con LOTBA para consultar sobre el rol del monje negro de Macri en el organismo. En primera instancia negaron el vínculo, pero luego admitieron la contratación e indicaron que lo convocaron para la elaboración de un borrador de un convenio interjurisdiccional. Según LOTBA, “Pepín” fue contratado exclusivamente para ese trabajo. El documento que publica El Destape no hace referencia a una caducidad de la contratación, sino que habla de una “retribución mensual”.

No hubo concurso ni licitación. Se lo eligió directamente para el trabajo. No fue casual. “Pepín” Rodriguez Simón encabezó el reformateo del sistema de Lotería por orden de Macri. En resumen, se traspasó el control del juego a las loterías de la provincia de Buenos Aires y la ciudad, hoy bastiones de Cambiemos. Luego liquidaron Lotería Nacional, con la excusa creada de que se quedó sin funciones. En el macrismo, para cada necesidad hay un decreto. Con el decreto 743/2016 le traspasaron el juego a la ciudad, con el 95/2018 liquidaron Lotería Nacional.

Embed
Pepín

¿Modus incompatible?

Pepin cobra de la Lotería porteña mientras es diputado en el Parlasur. Accedió a ese cargo en 2015, cuando secundó en la lista a la operadora mediática Mariana Zuvic. La cuasi panelista anti-k y Pepín impulsaron una campaña para que los diputados del Parlasur no tengan fueros ni cobren su sueldo. De lo primero puede dar cuenta Milagro Sala, presa política a pesar de ser parlamentaria del Mercusor electa. De lo segundo, todos los diputados del Parlasur compartieron la suerte del cargo ad honorem.

Pepín, sin embargo, desarrolló un modus operandi para cobrar por otros lados. Uno, el contrato con la Lotería porteña que hoy revela El Destape y que, según diversos especialistas consultados por este medio, puede ser incompatible con su función en el Parlasur o con su rol como director en YPF.

En cuando al Parlasur hay distintas opiniones. Depende de si se encuadra a los diputados electos para ese rol como funcionarios de la Administración Pública Nacional, en cuyo caso no pueden desempeñar otro cargo o empleo público remunerado en el ámbito nacional, provincial o municipal.

Pero más allá de la letra chica, los consultados por El Destape concuerdan en que el modus operandi de “Pepín” apunta a buscar organismos públicos en los que ser contratado en forma directa, sea para trabajos reales o en pago de otros servicios.

PROvilegiado

“Pepí”n Rodriguez Simón no fue al Cardenal Newman pero si al histórico y elitista Champagnat, promoción 1976. Su llegara al macrismo fue de la mano de José Torello, con quien fue socio en el estudio Llerena. Es una de las cuatro patas de la mesa chica judicial de Macri, junto al propio Torello, Pablo Clusellas y el ministro de Justicia Germán Garavano.

A Pepín se le atribuyen las tropelías judiciales más osadas de Macri, desde el la incitación al adelanto de 12 horas el cambio de Gobierno hasta el intento de nombrar dos jueces de la Corte Suprema por decreto. También, dado su especial vínculo con el holding que comanda Héctor Magnetto, el desguace de los organismos de control de audiovisual y de telecomunicaciones y las estrategias de ataque a la ex procuradora Alejandra Gils Carbó. Fue, a su vez, parte esencial de las negociaciones en torno al dinero del juego con Cristóbal López.

La relación de Pepín con el macrismo se remonta 10 años atrás. En 2008, a poco de iniciada la gestión Macri en la ciudad, se incorporó al Ministerio de Espacio Público porteño. Allí participó de la Unidad de Control del Espacio Público (UCEP), que en los hechos funcionaba como una patota de desalojo violento de personas en situaciones de vulnerabilidad. Pepin fue procesado por su rol en la UCEP en una causa por lesiones a indigentes. No fue su primer procesamiento. En 2009, la Cámara Federal ratificó su procesamiento como partícipe necesario del delito de administración fraudulenta del banco Medefin.

Desde 2009, Pepin tuvo diversos ingresos de parte de la gestión del actual presidente como jefe de Gobierno porteño. Ninguno figura en el Boletín Oficial de la Ciudad de Buenos Aires, por lo que se trata de pagos directos sin un nombramiento oficial o, al menos, sin publicarlo. Los pagos salieron de la Jefatura de Gobierno y de la Secretaría Legal y Técnica, es decir, del primer anillo de Gobierno, de Macri y Clusellas. Durante varios años se le pagó como asesor sin especificar su función y con un contrato de locación. A partir de 2013, según órdenes de pago a las que accedió El Destape, trabajó específicamente para la Secretaría Legal y Técnica, que comandaba Clusellas, uno de los colaboradores de confianza de Macri que lo acompaña desde la vida empresarial. Según las órdenes de pago, Pepín trabajó para el Programa de Formación de Futuros Funcionarios, por lo que recibió honorarios y viáticos. En 2015, embolsó más de 670.000 pesos.

Yacimientos Pepín Fiscales

Otro aporte a la cuenta bancaria del monje negro de Macri viene de YPF, donde Pepín Rodriguez Simón fue designado director titular. Según el estatuto de la empresa, “las funciones de los miembros no ejecutivos del directorio serán remuneradas según lo resuelva anualmente la asamblea ordinaria en forma global y se repartirá entre ellos en forma igualitaria”. En la asamblea de YPF se aprobó el pago de 44.605.852 pesos en concepto de remuneraciones del Directorio para el 2017. Si se cumple el reparto igualitario, a Pepín le corresponden 2.027.538 pesos. Mensualizado, son 168.961 por mes.

En la asamblea de YPF del pasado 27 de abril se autorizó al Directorio de la empresa a realizar pagos a cuenta de honorarios de los directores por 56.716.297 pesos. Con el mismo criterio igualitario, a Pepín le tocarán más de 2 millones y medio.