Con los resultados que arrojan los comicios de la provincia de Entre Ríos, Mauricio Macri tiene una doble derrota que afrontar: por un lado, la numérica y la otra, que su imagen no ayuda a ganar elecciones.

Las semanas previas a las PASO entrerrianas, el mandatario visitó reiteradas a la provincia y realizó conferencias de prensa atacando a sus adversarios con el fin de ayudar a los resultados.

LEÉ MÁS: Elecciones 2019: el peronismo unido derrotó a Cambiemos y Macri ya perdió la sexta elección en el año

Nada de eso sirvió. Por sexta vez Cambiemos, la alianza que sostiene al Presidente, fue derrotada por un alto margen frente a la unidad de la oposición nacional.

La semana pasada, el presidente jugó su última ficha: una visita apresurada junto al ministro de Interior, Rogelio Frigerio, que contó con una conferencia de prensa en la que atacó directamente a empresas públicas entrerrianas y al oficialismo provincial.

Embed

Incluso, el propio perdedor de la contienda de este domingo, Atilio Benedetti, se encontraba sentado junto a los dos miembros del Ejecutivo nacional durante dicha charla con los medios.

Como si fuera poco meses atrás, cuando se cerraron las lista, el propio ministro y hombre de Macri en el interior fue el principal impulsor de la unidad de Benedetti y Gustavo Hein y hasta estuvo presente al momento de sellarla.

A las luces de los nuevos resultados, el Presidente deberá estar evaluando si le conviene a todo su Gobierno que muestre su cara de ahora en adelante en las distintas provincias que tengan elecciones.