Las reservas del Banco Central cerraron por encima de los U$S 67.000 millones el jueves. Sin embargo, los activos disponibles de la autoridad monetaria son muy inferiores y alarman al mercado del posible impago de Mauricio Macri.

Una vez descontadas las obligaciones próximas y el dinero prestado, el BCRA posee entre U$S 17.000 millones y U$S 25.000 millones de reservas netas, de acuerdo al cálculo empleado. Este es el monto que puede efectivamente utilizar en el mercado cambiario si precisa intervenir.

Embed

El resto de las divisas que conforman el voluminoso monto que conforma los U$S 67.242 millones consiste en créditos, swaps y compromisos que el BCRA deberá devolver en el corto plazo. Por lo tanto, no son factibles de ser utilizados para intervenir en la plaza del dólar.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) le dio luz verde al presidente del Central, Guido Sandleris, para vender todos los billetes que precise de estos U$S 17.000 millones o U$S 25.000 millones siempre que el dólar se encuentre dentro de la “zona de no intervención”, es decir, por debajo de los $ 51,50. En caso de superar esa cotización, sólo podrá desarmar U$S 250 millones diarios.

El tan bajo nivel de reservas disponibles genera preocupación en el mercado por la posibilidad de que el Gobierno nacional no pueda cumplir con los elevados compromisos que asumió Cambiemos al disparar el endeudamiento público a un máximo desde el default generado por la crisis de 2001.