A pesar de las promesas del Gobierno en torno a una inminente recuperación, el primer trimestre del 2019 fue el peor arranque de la era Cambiemos en lo que respecta al empleo privado. Fueron casi 20.000 los casos de despidos o suspensiones.

De acuerdo a un relevamiento del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), entre enero y marzo se más que triplicaron las suspensiones y despidos en el sector privado. En total, los suspendidos o despedidos fueron 19.757 personas.

LEER MÁS: "La obligación del Gobierno es explicar qué está haciendo con las reservas"

Durante el primer trimestre del 2018 las suspensiones y despidos habían alcanzado a un total de 6.058 puestos. Los 19.757 puestos que se vieron afectados durante enero-marzo de 2019 implicaron que los conflictos crecieron 226%.

Además, durante el primer trimestre del 2017 las afectados habían totalizado 11.395 casos. Esto se dio tras la caída de la actividad de 2,1% en 2016, generada por la megadevaluación y la fuerte suba de tarifas.

En esta nota