"Era como Di María": el pasado desconocido de Antonio Ríos en el fútbol argentino

Inesperada revelación del mítico cantante de cumbia. Antonio Ríos reconoció haber jugado al fútbol antes de convertirse en un artista tropical: "Nos criamos jugando al fútbol en Villa Fiorito".

07 de noviembre, 2020 | 16.12

El cantante de cumbia Antonio Ríos ha sido uno de los protagonistas más abordados de las últimas semanas. Luego del inconveniente de sonido al aire de Telefe, el Maestro reveló su calvario familiar y el dolor que le generaron las críticas hacia su persona y hacia sus hijas (bailarinas del grupo musical que lidera). Y en las últimas horas, se conoció una faceta totalmente desconocida: la de futbolista"Era como Di María", sentenció, en diálogo con AM750.

“Nos criamos jugando a la pelota en Villa Fiorito, había campeonatos de 11, de 9, de 7. Yo jugaba bien, de 11, era como Di María, gambeteaba. Me encantaba, pero cuando jugábamos los sábados y domingos a las 11 de la mañana, y no me pagaban más que 5 o 10 pesos. Yo venía de cantar, estaba en la misma…”, reveló Antonio Ríos, quien a los 11 años fue fichado por El Porvenir.

Tiempo después, el Maestro probaría suerte en Racing Club de Avellaneda. Alí ocurrió algo inesperado: pese a realizar una prueba exitosa, la Academia no pudo hacerse de sus servicios. ¿Qué fue lo que pasó? "Hice 3 goles y me dijeron que me iban a llamar, pero estaba fichado en la AFA y El Porvenir no me dio el pase”, sentenció Antonio Ríos, quien luego buscaría suerte en un mundo completamente distinto. Afortunadamente, la música lo recibió con honores.

"Abrir la verdulería": el día que Antonio Ríos volvió a su casa sin dinero de un show musical

“En Malagata me cambiaron por un pelilargo, no tenían noción de que a mí me quedaba bien el sombrero”, bromeó Antonio Ríos, quien hizo alusión al último grupo que integró antes de lanzar su carrera como solista. Por otro lado, el Maestro recordó las épocas en las que recién se iniciaba en la música y no podía conseguir dinero proveniente de su pasión por este rubro.

"La primera noche que hice un show mi señora me preguntó ‘¿trajiste plata?’ Yo había llegado a las 7 del baile y me dice ‘no te duermas, como no trajiste plata tenés que abrir la verdulería'", enfatizó Antonio Ríos, quien rememoró aquellas épocas en las que aún no se había consagrado en un ambiente que luego lo tendría como referente indiscutido.

¿Cómo hizo para subsistir en la música a espaldas de su esposa? “A la semana siguiente le empecé a pedir a mi patrón que me adelante plata y me empecé a autopagar”, explicó el Maestro, evitando de este modo tener que abrir el local familiar para poder descansar luego de una larga noche.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►