La Justicia Civil y Comercial de Lomas de Zamora resolvió la quiebra de la empresa postal OCA pero dispuso que la medida atienda la "continuidad de la actividad", lo que permitiría garantizar las más de 6.000 fuentes de trabajo y el pago de sus salarios hasta tanto se determinen los nuevos dueños de la compañía.

Así lo dispuso el juez Pablo Tejada, quien entiende en la deuda por unos $7.000 millones con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), y que hasta este lunes era propiedad del empresario Patricio Farcuh.

Las fuentes vinculadas al expediente explicaron que la resolución de juez apartó a Farcuh de la conducción de OCA, además de prohibirle salir del país.

Embed

La empresa, tras darse a conocer la medida judicial, comunicó que la decisión de Tejada preserva "la plena continuidad en las prestaciones de servicios" y los procesos vinculados a sus actividades, así como de sus trabajadores.

La medida de Tejada se da a conocer luego de que la empresa presentara fallidamente tres planes de pagos ante la AFIP para evitar la quiebra, además de las propuestas a sus otros acreedores.

Las deudas acumuladas con la AFIP alcanzarían los $5.800 millones, mientras que sumarían 1.300 millones con sus otros acreedores.

La falta de una oferta de compra solvente -deudas incluidas- tras el concurso abierto por el juez, culminó con la declaratoria de quiebra y la continuidad de un nuevo proceso que permita la subasta de la empresa.