La condición de Mirtha Legrand para volver a conducir los almuerzos

La estrella de El Trece habría hecho una irrisoria petición para regresar a su programa. Mirtha Legrand aún es reemplazada por su nieta, Juana Viale.

23 de septiembre, 2021 | 20.53

El periodista Luis Ventura reveló información exclusiva sobre el regreso de Mirtha Legrand a la televisión. Después de un largo tiempo sin estar al aire con continuidad, la celebridad pediría una condición casi imposible de cumplir para volver a poner su rostro frente a las cámaras. Se trata de una invitada que les será muy difícil de conseguir a los productores de su programa.

Hasta la primavera no voy a regresar a mi programa. Hasta que no pase el frío no retomaré mi trabajo. El brote tan fuerte que hubo me acobardó”, reveló el periodista de América TV y aseguró que Legrand cuida su salud de las bajas temperaturas. Pero esa no fue la condición más difícil que la diva habría puesto, acto seguido, Ventura lanzó una impensada petición que Mirtha les habría hecho a los directivos de su ciclo: a Susana Giménez como invitada.

Hoy por la tarde, en el ciclo de Karina Mazzocco, se debatió sobre las posibilidades de que Giménez asista al programa de Legrand y se concluyó que son ínfimas, para no decir nulas. La diva de los teléfonos tendría un contrato súper exclusivo con el canal de las pelotas, que no le permitiría visitar otros canales bajo ninguna excusa. 

Luis Ventura también hizo alusión a una estrategia de los productores de Mirtha Legrand, en relación a las próximas elecciones legislativas. “Mirtha Legrand te mete un programa antes de las elecciones. En noviembre, va a hacer un programa bien político”, expresó el periodista y aseguró que la diva haría campaña antes de las votaciones de diputados y senadores.

El miedo de Susana Giménez tras contraer coronavirus

Susana Giménez se contagió de Covid-19 y estuvo semanas internada por ese motivo. En una entrevista con Telefe Noticias, habló al respecto: “Me acuerdo que un día me llamó Lucia (su nieta) y yo ya estaba en terapia intensiva y empecé a llorar durante una hora. No podía hacer nada, ni rezar y eso que yo rezo todas las noches antes de dormir, pero ahí no rezaba, y no es que estaba enojada con Dios, pero me preguntaba por qué”.

Aprendí que hay cosas muchos más importantes, que la salud es lo primero en el mundo, sentirte con ganas, fuerte. Yo no podía moverme. Me decían que tomara mucha agua y yo la detesto, hasta que un día dije que me iba a salvar y empecé a tomar”, cerró la diva.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►