Matilda Blanco rompió en llanto al recordar cuando los militares secuestraron a su papá

La estilista de los famosos relató el calvario que vivió su familia durante la última dictadura cívico militar.

14 de septiembre, 2020 | 16.13

Matilda Blanco, conocida por ser estilista de los famosos y una exigente crítica de moda, relató el duro momento que vivió su familia durante la última dictadura cívico militar y se quebró en llanto al recordar cuando los militares secuestraron a su papá, que estuvo dos años desaparecido. "Volvió muy distinto. Fue torturado", afirmó, entre lagrimas.

El ciclo de Andy Kusnetzoff "PH: Podemos Hablar" abrió el espacio para que Matilda contará su historia, ante el pedido de que todos aquellos que "crecieron con sus padres lejos" dieran un paso adelante. "Fue en el año '78. Una noche a las 4 de la mañana lo vinieron a buscar a mi papá en plena dictadura. Yo era bien chica y no entendía mucho, porque aparte no me querían decir mucho ni a mí ni a mi hermano porque eramos chicos", expresó Matilda.

"Fue un momento tremendo, no solo por lo violento, sino por la falta que hizo después. Podemos decir que tuvo un final feliz porque mí papá pudo volver, lo largaron", siguió la ex jurado de "Corte y confección" (El Trece). Y agregó: "Fueron casi dos años que estuvo secuestrado y no sabíamos dónde estaba. Nosotros en ese momento vivíamos en La Plata y muchos familiares nuestros hicieron como una búsqueda basándose en el 'yo conozco a' pero no se sabía nada".

Sin poder contener el llanto, Matilda reflexionó sobre las secuelas que sufrió su padre como desaparecido: "Estuvo secuestrado y fue torturado... fue un tiempo difícil la vuelta porque no podíamos sacarle nada, no podíamos hablar con él, no podía contar nada. Sabíamos que iba a volver porque un familiar nuestro nos avisó. 'Lo soltaron, está acá, va a volver a casa', nos dijeron. Y fue terrible porque era el amado y el desconocido, las dos cosas al mismo tiempo".

"Volvió muy distinto, pero enseguida lo reconocimos. Fue muy tremendo el abrazo, muy tremendo mi abuelo, que era sastre y yo le debo todo en la vida. Fue un momento terrible porque no tuvimos para comer con mi mamá y mi hermano era muy chiquito", continuó, sin poder parar de llorar. Tras recomponerse, la asesora de moda señaló que no olvida en absoluto a algunas personas y sus frases repudiables: "Hubo gente que una vez nos dijo: 'Algo habrá hecho'. Quiero decirle a esa gente que la tengo en mi memoria, aunque la salude".

"Lo recuperamos y esa es la parte más linda: los años que pasamos, las navidades haciendo pan dulce, el amor por los animales. Mucho tiempo después pudo recomponerse. Murió de cáncer, y el cáncer estaba muy pegado a su corazón. Para mí tuvo mucho que ver con lo que vivió. Lo bueno es que lo pudimos disfrutar, abrazar, besar, escuchar porque era un hombre muy positivo y daba muchos consejos. Trabajó con mi abuelo, era comerciante y de joven en una agregaduría cultural de una embajada por lo viajábamos mucho", finalizó, conmovida.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►