¿Qué es la demencia senil y cuáles son sus causas?

07 de junio, 2022 | 09.15

La demencia senil es conocida por ser un conjunto de síntomas caracterizados por un deterioro significativo en las funciones cognitivas. Estos síntomas pueden incluir menoscabo de la memoria, a menudo presente en personas de edad avanzada.

Sin embargo, el término se ha usado para describir una gama de trastornos relacionados a la vejez, pero que esparce la creencia incorrecta de que la causa es la vejez. La demencia es un trastorno frecuente en personas mayores debido al deterioro de las neuronas.

Se calcula que entre un 5% y un 8% de la población general de adultos de 60 años o más sufre de algún tipo de demencia en un determinado momento. En este artículo profundizaremos en los diferentes trastornos de demencia y en cómo se manifiestan.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

 

¿Qué es la demencia senil?

Cuando hablamos de demencia senil, hacemos referencia a un trastorno que afecta las funciones mentales y que reducen la capacidad para realizar las actividades diarias. Este trastorno puede comenzar a presentarse en personas a partir de los 60 años.

Un trastorno de demencia puede afectar las células del cerebro, las cuales dejan de funcionar o mueren. Estas funciones incluyen, pero no se limitan a:

  • La memoria

  • Habilidades del lenguaje

  • Percepción visual (capacidad de entender lo que se ve)

  • Capacidad para concentrarse

  • Razonamiento y juicio

  • Problemas con el quehacer diario.

 

Es importante mencionar que la demencia no es normal durante el envejecimiento, a pesar de que nos volvamos un poco más olvidadizos que antes. Este trastorno interfiere seriamente con la vida diaria de quien la padece, transformando hasta su personalidad.

Muchos de estos trastornos son progresivos, lo que significa que a medida que pasa el tiempo, los síntomas empeoran gradualmente. Si vos o un ser querido está experimentando dificultades con la memoria o con otras dimensiones cognitivas, le sugerimos no ignorarlo.

¿Cómo se manifiesta?

 

Existen diversas manifestaciones que pueden irse presentando a medida que el trastorno se agrava. Es posible que varios de sus síntomas se manifiesten desde una fase temprana, dependiendo de la persona y el tipo de trastorno.

Algunas de estas son:

 

  • Agitación.

  • Deambulación errática.

  • Irritabilidad.

  • Gritos.

  • Alteraciones de sueño.

  • Mutismo.

  • Ecolalia: repetir involuntariamente las palabras previamente dichas, como haciendo un eco de sí mismos.

  • Desinhibición verbal.

  • Vagabundeo.

  • Desinhibición sexual.

  • Trastorno de conducta alimentaria.

  • Olvidos frecuentes (incluso de personas cercanas).

  • Desorientación.

¿Cómo comienza la demencia senil?

 

Al comienzo de la demencia senil puede identificarse un deterioro cognitivo leve, la capacidad de la memoria a corto plazo se reduce. También, la capacidad de aprendizaje se ve reducida y se complica la retención de información.

En la etapa inicial de la demencia también se dificulta la comunicación verbal y no verbal, así como cambios de humor y conducta, lo que complica la rutina diaria. En esta fase las personas cercanas al paciente comienzan a notar los síntomas, como los olvidos y otras dificultades.

Síntomas de la demencia senil

 

La demencia senil se manifiesta en varias fases con las que podemos determinar la gravedad de la afección. Podemos identificar síntomas que son frecuentes en personas con demencia:

  1. Aspectos cognitivos: desorientación, alteración de la memoria, déficit de atención, alteración del lenguaje, apraxias, agnosias.

  2. Desorientación en las tres esferas: temporal, espacial y de personas.

  3. Alteración de la memoria a corto y largo plazo.

  4. Déficit de atención.

  5. Alteración del lenguaje: enlentecimiento del lenguaje, disminución de la capacidad de expresión, afasias (incapacidad de producir y/o comprender el lenguaje).

  6. Apraxias: pérdida de la capacidad de llevar a cabo movimientos con un propósito a pesar de poder realizarlo.

  7. Agnosia: incapacidad de reconocer estímulos ya aprendidos.

 

Los síntomas pueden variar de trastorno a trastorno, así como el estilo de vida previo a la demencia. Quienes padecen de demencia senil pueden enfrentarse también con dificultades para razonar o resolver problemas. Es probable que las personas con demencia puedan:

 

  • Perderse en la calle.

  • Usar palabras poco comunes para referirse a objetos conocidos.

  • Olvidar el nombre de algún familiar o amigo.

  • Olvidar viejos recuerdos.

  • Necesitar ayuda para realizar tareas que solían hacer solos.

Tipos de demencia senil

 

A los tipos de demencia senil se les denomina enfermedades neurodegenerativas, en las que las células del cerebro dejan de funcionar o mueren. Esto afecta seriamente al funcionamiento neuronal del organismo.

Te contamos cuáles son estas enfermedades.

Demencia con cuerpos de Lewy

La demencia con cuerpos de Lewy es una de las causas más frecuentes de demencia, afectando las funciones mentales elementales para la vida diaria. Las manifestaciones principales de la demencia con cuerpos de Lewy son:

 

  • Pérdida de la memoria a corto plazo.

  • Dificultades para la comunicación verbal.

  • Dificultades para solucionar problemas.

  • Dificultad para llevar a cabo tareas cotidianas.

  • La habilidad de concentrarse y prestar atención.

 

Hay dos tipos de demencia por cuerpos de Lewy: demencia por cuerpos de Lewy y demencia por enfermedad Parkinson, que son causadas por la acumulación de una proteína llamada alfa-sinucleína.

 

La demencia por cuerpos de Lewy tiene síntomas similares al Alzheimer, pero causa dificultades motoras, alucinaciones y problemas del sueño. Sus afecciones se concentran en la función mental más que en el deterioro de la memoria.

 

La demencia por enfermedad de Parkinson comienza con un trastorno motor, manifestando primero los síntomas del Parkinson, como los temblores, rigidez muscular y arrastrar los pies al caminar. Con el tiempo se va manifestando la demencia.

 

Los investigadores en este tema aún desconocen la causa de la acumulación de esta proteína. Se les llama cuerpos de Lewy a estas acumulaciones anormales de proteína.

Enfermedad de Alzheimer

 

La enfermedad de Alzheimer es la causa más común de demencia senil, y es una enfermedad progresiva que va empeorando con el tiempo. La mayoría de los casos comienzan a partir de los 60, y hasta el momento se desconoce qué la causa exactamente.

Los riesgos aumentan si hay un historial familiar de esta enfermedad, pero también se corre mayor riesgo a medida que envejece la persona. También influye el estilo de vida de la persona, su genética y su ambiente.

Esta enfermedad comienza con síntomas muy leves, interfiriendo en varias dimensiones de la vida, como preparar comida o pagar las cuentas. Algunas de las señales tempranas de la enfermedad de Alzheimer son:

 

  • Dificultad para recordar cosas.

  • Hacer la misma pregunta una y otra vez.

  • Problemas para resolver operaciones matemáticas sencillas.

  • Desorientación espacial: no saber en dónde están o perderse, a pesar de ser lugares conocidos.

  • Extraviar o perder objetos o ponerlos en lugares extraños.

 

A diferencia de la demencia por cuerpos de Lewy, la enfermedad de Alzheimer produce afecciones principalmente en la memoria. En etapas más avanzadas de esta enfermedad, los síntomas se van agravando paulatinamente, por ejemplo:

 

  • Dificultades para hablar, leer o escribir.

  • Olvidar cómo cepillarse los dientes o peinarse el cabello.

  • Ansiedad o agresividad

  • Deambular lejos de casa.

 

En muchos casos, la persona que padece la enfermedad de Alzheimer puede necesitar cuidados totales. Esto puede ser duro para los familiares a cargo de proveer esta atención.

Demencia vascular

 

La demencia vascular es la segunda causa principal de demencia senil en hombres mayores a 70 años. Frecuentemente se presenta en personas con otros factores de riesgo, como accidentes cardiovasculares, diabetes, hipertensión, tabaquismo o hiperlipemia.

 

Su principal causa es el deterioro de la función encefálica producida por varios pequeños accidentes cerebrovasculares. 

 

Sus signos y síntomas son similares a los demás tipos de demencia senil, sin embargo las afecciones en la memoria llega en fases tardías. Las afecciones de las funciones ejecutivas son los primeros signos en aparecer.

Conforme pasa el tiempo, las funciones neurológicas focales se deterioran, tales como:

  • Hiperreflexia osteotendinosa: respuesta aumentada a la estimulación osteotendinosa.

  • Respuesta plantar extensora.

  • Alteraciones de la marcha.

  • Debilidad de una extremidad.

  • Parálisis completa o incompleta.

  • Parálisis pseudobulbar con risa y llanto patológicos.

  • Otros signos de disfunción extrapiramidal: Rigidez muscular, temblores, etc.

  • Afasias: trastorno lingüístico que dificulta el habla, la escritura o la mímica.

 

Trastornos frontotemporales

 

La demencia frontotemporal hace referencia a trastornos esporádicos y hereditarios que afectan los lóbulos frontales y temporales del cerebro. Dentro de estos trastornos se incluye la enfermedad de Pick, que afecta a hombres y mujeres por igual.

 

La enfermedad de Pick se caracteriza por cambios patológicos en la demencia frontotemporal, como atrofia y pérdida neuronal. Es causada por la presencia de neuronas anormales (células de Pick) que contienen inclusiones (cuerpos de Pick).

Los investigadores desconocen la causa exacta de la producción de sustancias anormales como la proteína tau o las células de Pick. Se ha encontrado que muchos genes anormales diferentes pueden causar trastornos frontotemporales. 

Cabe mencionar que los trastornos frontotemporales son hereditarios en el 50% de los casos. Los trastornos frontotemporales afectan la personalidad, la conducta, y la fluidez y sintaxis del lenguaje, según la parte encefálica afectada.

Las demencias frontotemporales suelen agravarse progresivamente, pero el ritmo es el que varía. Si los síntomas se limitan a la palabra y el lenguaje, la progresión a una demencia general puede ser más lenta.

Demencia mixta

 

La demencia mixta es un tipo de trastorno caracterizado por la presencia de síntomas y signos de más de un tipo de demencia. La mayoría de los casos de demencia mixta presentan síntomas de la enfermedad de Alzheimer y de demencia vascular.

La demencia mixta se puede detectar en las acumulaciones anormales de proteínas típicas de la enfermedad de Alzheimer. También, los daños a los vasos sanguíneos producidos por microinfartos pueden conducir a padecer este tipo de demencia.

 

Los síntomas de demensia mixta varían de una persona a otra, depende del grado de deterioro del cerebro y del área afectada. Los síntomas más frecuentes son:

 

  • Deterioro progresivo de la memoria

  • Problemas para orientarse en tiempo y espacio

  • Alteraciones de la marcha o la movilidad

  • Alteraciones del lenguaje

  • Deterioro acelerado de la cognición.

En la mayoría de las ocasiones, los síntomas de demencia mixta son indistinguibles de los de demencia causada por la enfermedad de Alzheimer.

¿Cómo se puede tratar la demencia senil?

 

Actualmente no existe una cura para la mayoría de los tipos de demencia, incluyendo la enfermedad de Alzheimer y la demencia con cuerpos de Lewy. Los tratamientos pueden ayudar a retrasar el progreso de las enfermedades, pero no a evitarlas.

Los tratamientos pueden incluir:

  • Medicamentos: mejoran temporalmente la memoria y el pensamiento o hacen más lento su deterioro. Solo funcionan en algunas personas. Otros tratamientos médicos pueden tratar síntomas como ansiedad, depresión, rigidez muscular y problemas para dormir.

  • Terapia ocupacional: ayuda a encontrar maneras de hacer más fácilmente las tareas diarias.

  • Terapia del habla: ayuda con los problemas para tragar y para hablar fuerte y claro.

  • Consejería sobre salud mental: brinda soporte a las personas con demencia y sus familiares a aprender cómo manejar las emociones y conductas difíciles. También puede ayudar a establecer un plan para el futuro.

  • Música o terapia de arte: Reduce la ansiedad y mejora el bienestar general.

Otras enfermedades que pueden causar demencia o síntomas

Otras afecciones que pueden causar demencia o síntomas parecidos a la demencia son:

  • Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob: trastorno cerebral poco frecuente, puede ser esporádica, heredada o adquirida. Sus principales síntomas son dificultades con la memoria, cambios en la conducta, problemas con la vista y mala coordinación muscular.

  • Enfermedad de Huntington: enfermedad cerebral progresiva y hereditaria. En fases iniciales de esta enfermedad los síntomas incluyen movimientos descontrolados, torpeza y problemas de equilibrio. En etapas más avanzadas, puede impedir caminar, hablar y tragar.

  • Encefalopatía traumática crónica: causada por constantes lesiones cerebrales traumáticas como golpes, impactos o sacudidas en la cabeza.

  • Demencia asociada al VIH: puede presentarse en personas más jóvenes. Suele comenzar de forma sutil pero a medida que pasan los años va empeorando el funcionamiento cognitivo, el tratamiento antirretrovírico puede mejorar la capacidad intelectual pero no curar la demencia.

Conclusión

 

Todavía no existe una cura para los trastornos que causan la demencia senil. Aún así, investigadores de todo el mundo se esfuerzan por descubrir fármacos y terapias que reviertan, detengan o retrasen las fases más avanzadas de la demencia.

Las terapias que están ofreciendo mejores resultados son los de entrenamiento intelectual. Sin embargo, una de las formas más eficaces para prevenir alguno de estos trastornos, es llevando un estilo de vida saludable.

Si llevás una alimentación equilibrada, junto con actividad física frecuente y actividades que desarrollen la función cognitiva, correrás menos riesgos. Lo mejor es siempre la prevención.

Para seguir aprendiendo sobre salud y bienestar, no dejes de leer El Destape.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►