Ley de Etiquetado Frontal: cuáles son los mitos y lo que no se sabe del proyecto

Se trata de la ley que busca informar sobre los contenidos de los productos de consumo masivo y que tiene media sanción en el Senado. Cuál es la importancia de su aprobación para la salud de niños y adolescentes más vulnerables.  

19 de octubre, 2021 | 14.13

La Ley de Etiquetado Frontal, como se conoce popularmente a la Ley de Promoción de la Alimentación Saludable, que cuenta con media sanción en el Senado y recién se tratará en Diputado el próximo 26 de octubre, está afectando a muchos intereses económicos y políticos, que no quieren que se apruebe.

En este sentido, se levantaron diversos tipos de mitos en su contra con desinformación y sin avales científicos y de la experiencia de otros países que ya cuentan con esta ley. En este marco desde UNICEF llamaron a derribar los mitos que se ocultan detrás del rechazo a un proyecto de ley necesario para prevenir la malnutrición, sobre todo de niñas, niños y adolescentes.  

"Estamos ante una ley de promoción de la alimentación saludable que protege a las infancias y adolescencia más vulnerables porque no solo consiste de un etiquetado frontal que advierte cuando un producto tienen excesos de grasas, azúcares y sodio, sino también prohíbe la publicidad para niños en estos productos y regulariza las donaciones comunitarias y en comedores escolares de estos alimentos súper procesados", explicó Andrea Graciano, consultora en Nutricion de UNICEF Argentina, en diálogo con El Destape. Según la Segunda Encuesta Nacional de Nutrición y Salud (ENNyS 2) las familias más vulnerables evidencian un 21% más de obesidad que las familias de ingresos altos.

Es que, uno de los mitos en contra de esta ley era que era "para ricos" sin embargo, es el consumo excesivo de estos productos ultraprocesados que provoca la malnutrición que conlleva al sobrepeso, la obesidad, y las enfermedades crónicas no transmisibles, afecta, principalmente, a personas de bajos recursos. Actualmente Argentina tiene la tasa más alta de exceso de peso en menores de 5 años de América Latina: un 13,6%.   

Es así que, el etiquetado frontal de alimentos, también llamados sellos de advertencias, permiten mejorar los entornos alimentarios para prevenir el sobrepeso y la obesidad, sobre todo en los sectores más vulnerables. Es que, la malnutrición por exceso afecta de forma diferenciada a los grupos más vulnerables: según detalló Andrea Graciano a este medio, los niños y adolescentes en situaciones de vulnerabilidad muchas veces acceden a alimentos no saludables y estos mismos son proporcionados en los comedores comunitarios o escolares donde se reciben donaciones con alimentos procesados y ultraprocesados y bebidas no alcohólicas azucaradas, en vez de comidas nutritivas. 

"Por eso es importante destacar este proyecto de ley que incluye un paquete de regulación muy importante como que se prohíba la entrega gratuita de estos productos, por ejemplo en las donaciones o como también que los alimentos y bebidas que contengan al menos un sello de advertencia no podrán ser ofrecidos en los establecimientos educativos", remarcó la profesional.

Otro mito: el etiquetado no es efectivo para cambiar conductas alimentarias 

Por otra parte, desde UNICEF visibilizaron que en países de América Latina, como Chile, Perú, Uruguay, Colombia y México, que ya cuentan con etiquetado frontal de advertencias, existe evidencia de que el sistema gráfico de octógonos negros es el más efectivo, rápido y directo en informar y orientar en la compra de alimentos más saludables y en desmotivar el consumo de productos con exceso de grasa, azúcares y sodio, también llamados nutrientes críticos. 

"Se vio que la población valora la información, la mira y la utiliza al hacer la compra. Transforma las decisiones de compra de manera informada", sostuvo Andrea Graciano quien advirtió que la mayoría de los argentinos no comprende que dicen las etiquetas actualmente eso sumado a los alimento falsamente etiquetados como saludables.

Es por eso que, desde UNICEF llamaron a visibilizar los beneficios para la Salud de niños y adolescentes de la Argentina la implementación de esta ley, no solo para cambiar hábitos alimentarios con mayor información sino también para promover una modificación en la elaboración de los productos por parte de las empresas para que ofrezcan alimentos más saludables.

"Es por todas estas regulaciones que incluye paquete de ley de de Promoción de la Alimentación Saludable que es fundamental que se apruebe sin cambios y sin más demoras", concluyó la especialista. De aprobarse la ley, Argentina dará un paso clave en la protección de los derechos de niñas, niños y adolescentes, en la mejora de la alimentación y en la salud pública. 

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►