El argentino detrás del logo de D10S cuenta su historia: "El símbolo le pertenece a Diego"

Juan Ignacio Rustici es el ideólogo del símbolo de Maradona que recorrió el mundo entero. En diálogo con El Destape, contó que se le ocurrió "dormido" y relató al detalle ese primer encuentro con Giannina y Claudia. 

14 de agosto, 2022 | 00.05

Juan Ignacio Rustici vive con su familia y trabaja en su estudio de diseño en la ciudad de Junín, Provincia de Buenos Aires. No mucha gente lo sabe pero él es el responsable de que exista uno de los logos más icónicos de la cultura mundial, el que simboliza al jugador de fútbol más importante de toda la historia: Diego Armando Maradona. Él es quien creó el logo de D10S.

“El logo no existiría si no hubiese existido Diego, el logo le pertenece a Diego tanto como a mí. Se me ocurrió a mí por una cuestión fortuita. Tuve la suerte del hallazgo, la suerte de ver, de ver el 1. Un reemplazo semántico”, le contó Juan a El Destape

El nacimiento del logo

Todo comenzó en la FADU allá por 2003. A partir de una consigna de trabajo en la carrera de Diseño Gráfico, Juan realizó un el diseño de un pack de seis DVD que recrearían la obra futbolística y la vida fuera del campo de juego de Diego. En la presentación de su trabajo, las etiquetas de las cajas se podía ver la primera aparición pública del logo.

“Estaba en Buenos Aires, estaba estudiando y un día dormido veo este reemplazo semántico. No es que es una genialidad verlo dormido, es algo común en la profesión. Me levanté, lo anoté en un papelito y ahí estaba. Lo único que hice fue darle una estética de México 86 y al otro día salió. Lo presenté en la facultad y el profesor me preguntó cómo se había ocurrido, si lo había visto en algún lado y tantas fueron las preguntas que incluso me hizo dudar a mí.”

“En esa época no existía ni Facebook, lo empecé a buscar por todos lados. En la facultad se había comentado bastante el tema del logo y me decían que lo registre. Lo hice y casualmente lo registré el 10 del 10 de 2003. A los días fui con un amigo al museo itinerante de Maradona que estaba en Buenos Aires; cuando nos estábamos yendo aparece Giannina. Como tanto me insistían también en que se lo presente a Diego o a la familia, me animé: le dije ‘tengo algo que le puede interesar a tu viejo’ y me contestó ‘háblalo con mi vieja’. Hablé con Claudia, se lo mostré y ahí fue cuando me di cuenta verdaderamente que no existía porque tardó en decodificar lo que le estaba presentando. De acá se dispara todo. Son cosas que no se buscan y aparecen. Esas suelen ser las más valiosas”, recuerda el juninense.

Cuenta Juan que llegó a tener una pequeña y humilde veta comercial en un principio, que llegó a vender en el centro porteño unas 50 remeras a las que le había estampado el logo en su departamento pero que cuando quiso realizar una segunda tirada, el logo ya estaba en todos lados.

La internación de Diego en el 2004 en la Clínica y Maternidad Suizo Argentina fue el momento en el que apareció el logo por primera vez fuera de su órbita: un pasacalle que rezaba ¡Fuerza D10S! era enfocado por fotógrafos y camarógrafos que seguían el minuto a minuto de la salud del astro. En paralelo,  la Iglesia Maradoniana también lo eligió y lo popularizó pero por una cuestión legal le agregaron también el lema 'la mano de' . Unos años más tarde, en 2007 Hilda Lizarazu lanzaría una canción llamada D10S dentro de su álbum “Hormonal”. La creación de Juan ya estaba fuera de sus propias manos.

La muerte de Diego

La explosión máxima del logo tuvo lugar después de la muerte de Diego. “Fueron varios días de sensaciones encontradas. Era similar a la muerte de un familiar. He visto llorar gente que ni siquiera era maradoniana. Yo veía al logo por todos lados aplicado en distintos lugares pero no podía ponerme contento, no podía dimensionarlo, lo hice mucho tiempo después”. El recuerdo de una proyección gigante del logo que se hizo en Nápoles con lásers, la estatua que inauguraron también los napolitanos y el hashtag “Ad10s” que se popularizó minutos después de que la noticia estuviera en todos los portales del mundo fueron situaciones que quedaron marcadas a fuego en la memoria reciente de Juan.

”Yo diseñé el logo, la idea y se usó en todos lados. Esa es lo importancia que tiene, porque tiene potencia y eternidad. Hace poco, Juan, creó la cuenta @lamarcaded10s, un perfil de Instagram en el que muestra todas las cosas que tienen plasmada su idea. “Hace poquito que lo hice. Subo un contenido o dos por día. La gente ya se enganchó con mandarme cosas. Me mandan de todo: un tipo que presenta un libro de Argentinos Juniors, una señora que le preparó una torta a Diego cuando estaba en Gimnasia o las cuatro milanesas cortadas que hizo “El Antojo”. Diego y el logo son eso, el oro y el diamante, y además es la milanesa”.

-¿Llegaste a tener un contacto personalmente con Diego?

-A Diego no lo llegué a conocer. Estuve casi 20 años sin que se sepa mucho porque no era lo que más me interesaba por mi personalidad, por esto de gozar los privilegios del anonimato. Con Diego me pasaba lo mismo, me daba vergüenza, incluso me sigue pasando cuando me encuentro con los familiares. No se me ocurrió nunca hacer una guardia, porque imaginar la situación me daba vergüenza, me generaba la sensación de que lo iba a molestar. Ahora con el tiempo me arrepiento porque me hubiese encantado ser más caradura. Lo que tengo son fotos del Diego con el logo en gorras y remeras.”

-¿Hay algún lugar en el que te gustaría ver particularmente al logo?

-No se me ocurre dónde podría estar para sentir una felicidad mayor. Es uno de los hashtags más usados para referirse a Diego. Si no está todavía, está bueno que ni se me ocurra, que aparezca y me sorprenda.”

-¿Cómo es que el logo te conectó con el mítico platero Pallarols?

-Fue un hachazo porque Juan Carlos me llama un día, sin conocernos, al enterarse que yo era el creador del logo de D10S. Él se estaba encargando de la réplica de un trofeo que le había pedido Diego, un trofeo que ya había hecho para “La noche del 10”,  una pieza en la que Claudia también estaba ayudando y Pallarols quería ponerle el logo arriba de todo. Ahora tengo un vínculo muy cercano con él, empezamos a hacer varias cosas en conjunto y le agradezco porque fue él quien me sacudió y me dijo ‘vos lo que tenés que hacer es contactarte con gente para que más gente sepa lo del logo’. Yo, por mi perfil prefería siempre estar bien escondido, él me ayudó a reconstruir la historia.”

-¿Qué te pasa a vos cuando ves el logo?

-He visto muchísimas aplicaciones de la marca sin que sea ligada a Maradona, muchísimos 10 de distintos países usan ese reemplazo porque desde lo gráfico está bien equilibrado con una letra de cada lado, tiene un carácter, tiene peso y eso lo transforma en un vínculo potente. Por ejemplo lo vi dentro en un libro con los mejores 1000 stencils argentinos, aunque el stencil en sí no lo hice, pero ahí está. La verdad es que esto fue creado sin idea de lucro y siempre quise que se difunda, que la gente lo use y lo haga suyo.”

Esa popularidad que tiene el logo hace que esté bien que no se sepa tanto quién es el autor, porque también es de la gente. Durante muchos años creí que el logo de ‘D10S’ era creado por un yo paralelo, me costaba, porque creía que me quedaba grande debido a que Diego es tan grande y lo que genera es tan grande. En un momento me desinhibí pero ‘hasta que el pueblo las canta las coplas, coplas no son, y cuando el pueblo las canta ya nadie sabe el autor’, esto lo dice Machado.”

LA FERIA DE EL DESTAPE ►