Es científica, fue repatriada y la premiaron por luchar contra el COVID-19

Se trata de Ana Peinetti, una de las científicas repatriadas en el último año a través del Programa RAÍCES. Retornó y desarrolló un proyecto para monitorear nuevas variantes del SARS-CoV-2. 

03 de noviembre, 2021 | 19.32

Durante la pandemia del COVID-19, uno de los principales bastiones para tratar de frenar el virus estuvo en los avances científicos y en el arduo trabajo de los médicos. La trinchera estuvo en los terapistas que, día a día, trabajaron contra el coronavirus. Detrás de ellos, a contra reloj, desde la ciencia se desarrollaron diversos implementos para cuidar vidas. Una de ellas fue Ana Peinetti, quien desarrolló un proyecto para monitorear variantes del SARS-CoV-2 en el país luego de su repatriación a través del Programa RAÍCES. A través de ello, fue reconocida en los Premios L'Oreal-Unesco. 

El programa RAÍCES que promueve el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación; a cargo de Daniel Filmus, ya lleva 79 repatriaciones investigadores/as luego de su relanzamiento en diciembre en 2020. Una de ellas fue Ana Peinetti, una investigadora de 34 años, quien volvió al país en medio de la pandemia para trabajar en el desarrollo de test rápidos que servirán para monitorear la aparición de posibles nuevas variantes del COVID-19. "Ya había decidido volver en 2019. Planeaba retornar para devolverle algo al país y trabajar para las problemáticas que se viven en el país", dijo la científica en charla con El Destape. Actualmente, es investigadora asistente del CONICET en el INQUIMAE y tuvo le otorgaron el premio beca L´Oréal-UNESCO "Por las Mujeres en la Ciencia". Justamente esta distinción es por su trabajo que apunta al monitoreo de variantes de SARS-CoV-2 a través de la detección rápida de antígenos. 

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

El trabajo en plena pandemia fue duro y con horas de trabajo dentro de un laboratorio. "A veces eran 12 horas, pero lo hicimos. Estuvimos ahí. Más allá de la situación complicada, fue muy lindo de ver cómo se trabajaba, todo rápido y con una celeridad increíble. Las cosas  disposición. Con un trabajo en conjunto, todos de juntos detrás de un objetivo y para buscar soluciones en esta búsqueda. Fue un trabajo duro, pero sirvió", reveló Peinetti a este medio.  Con protocolos, con cuidado y con los cuidados a su familia, los desarrollos se dieron en medio una situación impensada para todo el mundo. Allí, Peinetti, retornó al país para ponerle el pecho a la pandemia. "Tenía la necesidad de retribuir al país, siempre tuve ganas de volver y hacer ciencia de calidad en el país", indicó.  Pero la búsqueda no fue solo por el desarrollo, sino también generar recursos para la investigación: "El desafío es el desarrollo de cosas que sirvan para el país, de desarrollar para las problemáticas que, quizás, en otros países no existen entonces es más complicado. Por ejemplo, para el Mal de Chagas".

Ana Peinetti al ser reconocida en los Premios L'Oreal-Unesco.

El retorno de Peiretti se dio a través del Programa RAÍCES, que fue creado en 2003 en el ámbito del entonces Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología y reconocido como política de Estado por el Congreso de la Nación a través de la Ley N° 26.421 en 2008. Existen varios ejes de trabajo, una de sus actividades más reconocidas es la repatriación científicos/as argentinos/as que se encontraban residiendo en el exterior y vuelvan a insertarse en el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación. Luego de años tuvo una caída histórica durante el período 2017-2019. Cuando solamente regresaron al país tres científicos/as. Al respecto, Diana Español, Jefa de Gabinete de la Secretaría de Planeamiento y Políticas y Coordinadora del Programa Raíces en el ministerio de Ciencia sostuvo en El Destape que "hubo un desarrollo para toda la ciencia y en casos directos como test rápidos, barbijos". 

El programa RAÍCES no solo busca y ayuda a que la creación de un laboratorio en el país, sino también para que sea mucho más sencillo el retorno para todos aquellos que tengan familia. "Fue una forma de dinamizar el retorno de científicos al país". En ese sentido, también indicó que se logró que se formen redes de científicos/as argentinos/as en el exterior: "La búsqueda también en ese caso es que los científicos argentinos puedan viajar al exterior, perfeccionarse y crecer para después retornar al país". Desde allí, aseguró, se tienen una serie de lineamientos estratégicos para el desarrollo nacional entre los que están la política nucleares, las espaciales (por ejemplo el SACOM) y la transición energética.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►