Córdoba endurece el ingreso: realizan extracciones de sangre en 16 rutas para detectar coronavirus

Quienes ingresan a la provincia deben cumplir cuarentena estricta en hoteles dispuestos en distintas ciudades de la provincia. Controles estrictos a camiones provenientes de Brasil y Chile.

31 de julio, 2020 | 21.52

El avance exponencial del COVID-19 en zonas blancas de la provincia de Córdoba, hizo que el gobernador Juan Schiaretti blindara los accesos a la provincia mediterránea: sólo se permite ingresar y salir por 16 rutas, los conductores de los vehículos deben completar una declaración jurada con sus datos y se les extrae sangre para un testeo rápido que determina si son portadores del coronavirus.

Viajamos al día después de las PASO 2019

El ministro de Seguridad, Alfonso Mosquera, detalló que “toda persona que ingrese en vehículos livianos y con el objetivo de permanecer en el territorio provincial deberá realizar cuarentena por 14 días en un hotel dispuesto a tal fin". Y aclaró que "los gastos de alojamiento serán asumidos por el Estado solo en los casos de las personas con domicilio en la provincia”.

Por otro lado, desde el Ministerio de Salud que dirige Diego Cardozo detallaron que “las medidas las implementamos para evitar el ingreso del virus a nuestra provincia, principalmente por parte de los camioneros provenientes de Brasil y Chile”.

Además, desde el pasado lunes 27 de julio, la Policía Caminera controla el correcto uso del barbijo por parte de los conductores y las sanciones van desde los $ 5.000 a medio millón de pesos. Estos controles son muy criticados porque acusan al Gobierno de “tener un fin recaudatorio, más que preventivo”.

El gobernador Schiaretti había dispuesto el cierre general de los accesos a esta provincia y sólo quedaron habilitadas 16 rutas: Ruta Nacional 60, Ruta Nacional 9 Norte, Ruta Provincial 1, Ruta Provincial 17, Ruta Nacional 19, Ruta Nacional 158, Ruta Provincial 13, Autopista Córdoba-Rosario, Ruta Provincial 11, Ruta Nacional 8, Ruta Nacional 7, Ruta Provincial 26, Ruta Nacional 35, Ruta Provincial 30, Ruta Nacional 148 y

Ruta Nacional 38. Desde esta semana, se implementó el testeo rápido y la cuarentena en hoteles.

En el caso de los vehículos particulares, automóviles y camionetas se estableció un horario de ingreso de 6 a 22; mientras que los camiones y vehículos de tránsito pesado, podrán acceder de manera irrestricta cumpliendo el protocolo sanitario dispuesto por el COE, que consiste en un triage que incluye medición de temperatura, testeos (PCR y/o serología para detección de inmunoglobulinas), declaración jurada de salud, y APP con georreferencia de localización.

La provincia de Córdoba está en el centro del llamado Corredor Bioceánico que une el Atlántico desde Brasil con el Pacífico chileno. Los camiones con mercancías ingresan desde Brasil a Córdoba por San Francisco, toman la Ruta Nacional 158 o Ruta del Mercosur hasta Río Cuarto, pasando por Villa María; y desde Río Cuarto siguen hasta el oeste por la Ruta Nacional 8 hacia la provincia de San Luis. Y el camino de regreso es exactamente a la inversa, ingresan a Córdoba desde San Luis por la Ruta Nacional 8, en Río Cuarto conectan con la Ruta Nacional 158 y suben hasta San Francisco, pasando por Villa María.

En las últimas semanas fueron detectados 24 camioneros, la mayoría provenientes de Brasil, quienes resultaron positivos en los testeos rápidos. “En el caso de San Francisco, si un camionero da positivo en el test rápido que se realiza en la ruta, es derivado al Hospital Regional Iturraspe de San Francisco. Allí permanece internado aislado y a las 48 horas se le realiza un hisopado. Si da negativo, sigue viaje, si da positivo, continúa internado”, señalaron desde el Gobierno de Córdoba.

“Resulta absolutamente fundamental tener un estricto control sobre las personas y automotores y medios de transporte provenientes de zonas con una intensa circulación del virus”, señaló el ministro Mosquera; y agregó: “La provincia de Córdoba garantiza la transitabilidad por su territorio, pero al mismo tiempo la sistematiza en el marco de una estrategia sanitaria que consideramos imprescindible”.

Villa María, ciudad que está en medio de la Ruta del Mercosur, está ubicada a sólo 50 kilómetros al sudeste de la ciudad de Oliva, epicentro del foco de COVID-19 del corredor sudeste de la provincia. Precisamente, el médico Juan Vieyra, miembro del Centro de Operaciones de Emergencias (COE) de Oliva –está a 100 kilómetros al sudeste de esta Capital- informó hoy que murió un paciente de 71 años por COVID-19. En esta localidad y las vecinas Oncativo y Río Segundo, se desató hace dos semanas un brote que ya lleva 390 casos. Incluso, hace una semana, el intendente de Oncativo, Gastón Re, dio positivo para coronavirus, y fue trasladado a un hospital de la ciudad de Córdoba, para su atención, ya que además presentaba un cuadro de insuficiencia renal.

Re, de 35 años, recibió el resultado del análisis de COVID-19 el pasado lunes 20 de julio. Frente al brote que afecta Oliva, Oncativo y Río Segundo, el COE Central dispuso que en todo el corredor de la Ruta 9 Sur o autopista Córdoba – Rosario, se  suspenda, desde la medianoche del 23 de julio y por 14 días, la actividad gastronómica de bares, restaurantes y confiterías en las localidades de ese corredor vial hasta el límite con Santa Fe. Sólo está permitido el servicio de delivery y comida para llevar al paso, y la medida se toma para disminuir la circulación de personas, de acuerdo al impacto que está generando el brote de Oliva.

El caso más famoso del cumplimiento de cuarentena es el del cuartetero catamarqueño Damián Córdoba, quién actuó en la apertura del programa Cantando 2020 que emite El Trece –el canal televisivo del Grupo Clarín-, la noche del lunes 27. Los vecinos del complejo Gama habían denunciado que Córdoba había viajado a Buenos Aires y regresado a esta provincia sin cumplir con los protocolos preventivos. En las redes sociales circularon las críticas de los vecinos. Y el Ministrrio de Seguridad de Córdoba dio a conocer un video del cuartetero donde señalaba que cumplía la cuarentena en un hotel de esta Capital.

En cambio, Diego Flores, el ayudante de campo de Marcelo Bielsa en el Leeds United, regresó a Buenos Aires cuando en Villa María –a sólo 150 kilómetros de esta Capital- le notificaron que debía cumplir una cuarentena de 14 días en un hotel. El cordobés Flores llegó a Ezeiza el lunes pasado a las 3.40 de la madrugada con tres valijas. Tomó un taxi de la terminal aérea y viajó a Córdoba por la autopista. Al pasar por el puesto de General Roca lo dejaron pasar y recién lo notificaron de la cuarentena obligatoria en Villa María.

Como Flores debe regresar al Reino Unido para entrenar el sábado 15 de agosto, decidió regresar a la Ciudad de Buenos Aires, donde puede circular libremente.

“Se producen colas de cuatro o cinco kilómetros, la espera es de una hora, más o menos. Pero como la mayoría de vehículos son camiones, cuando se descomprime, se avanza rápido. El testeo no dura más de diez minutos”, le contó a El Destape, Diego Ruiz, un remisero que fue controlado en el puesto de Huinca Renancó esta semana, cuando llevó un pasajero hasta el límite con la provincia de La Pampa.

EL DESTAPE RADIO EN VIVO ►