Domínguez le aseguró a Morales que la cesión de tierras en Jujuy no afecta a la propiedad privada

El ministro de Agricultura llamó desde Israel al gobernador de Jujuy por acusar al Gobierno de entregar tierras a militantes del Evita. Según revelaron a El Destape, Domínguez negó que exista un delito por la decisión.

28 de abril, 2022 | 19.42

El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, se comunicó con el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, para aclararle que el reconocimiento de posesión de tierras para la producción de la agricultura familiar no afecta a la propiedad privada. "No afecta derechos de terceros, la propiedad privada o el derecho provincial", le aseguró Domínguez al lider radical según revelaron a El Destape.

Morales había afirmado que el reconocimiento de la posesión de 23.000 hectáreas de tierras realizado por la Secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena en la región de las Yungas se trató de un favor del Gobierno a simpatizantes políticos. En concreto, expresó: "Rechazo terminantemente las acciones de funcionarios nacionales del Ministerio de Agricultura que, arrogándose atribuciones del Gobierno provincial y en abuso de sus competencias, emitieron instrumentos reconociendo la posesión de tierras a militantes del Movimiento Evita". Se trata de una cesión en la región jujeña cercana a Palma Sola.

A través de sus redes sociales, el gobernador manifestó que "esos territorios pertenecen al dominio público provincial o titulares privados, y la entrega de estos territorios por parte de los funcionarios nacionales es ilegal".

A raíz de estos comentarios, Domínguez se comunicó con Morales en medio de su visita oficial al Estado de Israel "para coordinar institucionalmente las acciones de trabajo junto con la provincia". Dominguez buscó entablar un diálogo con el gobernador radical y, según le contaron fuentes del ministerio a este portal, le aclaró que "no se intenta, por otra parte, afectar derechos de terceros, la propiedad privada o el derecho provincial".

El pasado 19 de abril, unas sesenta y tres familias campesinas de la localidad jujeña de Palma Sola recibieron una certificación como poseedores de territorios para la producción de la agricultura familiar, luego de un relevamiento impulsado por el municipio local, la Secretaria de Agricultura Familiar de la Nación y el Parque Nacional Calilegua. La distinción que legitima a los comuneros de la región se realizó a partir de una ordenanza municipal de Palma Sola aprobada en 2016, que declaró a una zona de su territorio como "Área de Producción Campesina".

En los últimos dos años, equipos técnicos de los organismos nacionales como la Secretaria de la Agricultura Familiar (SAF) y el Parque Nacional Calilegua, iniciaron el relevamiento territorial, que alcanzó 23.000 hectáreas para la producción de baja escala. "Se entregaron las carpetas técnicas a 63 familias en la localidad de Palma Sola y ello tiene un impacto muy fuerte porque reconoce la posesión de la tierra de los campesinos", señaló en su momento, Miguel Ángel Gómez, secretario nacional de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena.

En la zona declarada se halla una producción ganadera de monte abierto, a lo que se suma la armoniosa obtención hortícola y frutícola, y múltiples puestos de granja.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►