Ex espías van al Congreso y tiembla la "omertá" de la AFI macrista

Este lunes se espera que declare ante la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos de Inteligencia el exdirectivo Fernando Di Pasquale, involucrado en el caso Gestapo M y en el apriete al juez Luis Carzoglio para que detenga a Moyano. También están citados exespías que hicieron espionaje a trabajadores del Hospital Posadas y seguimientos a Carzoglio.

17 de abril, 2022 | 00.05

El Congreso avanza con la investigación parlamentaria sobre el espionaje ilegal macrista. Este lunes se espera que la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos de Inteligencia le tome declaración a un exdirectivo de la AFI, Fernando Di Pasquale, que apretó al juez Luis Carzoglio para que detenga a Pablo Moyano y al que involucraron directamente en la operación Gestapo. También están convocados dos exagentes que participaron del espionaje a trabajadores del Hospital Posadas y en seguimientos ilegales a Carzoglio.

A las 12.30 de este lunes se espera en la bicameral al ex titular de la Dirección de Delitos Económico Financieros de la AFI, el contador Fernando Di Pasquale, un peso pesado de la exSIDE macrista, a quien la comisión no había logrado ubicar en los teléfonos y domicilios que había informado a la agencia. Finalmente, a través de su abogado Juan Martín Cerolini, Di Pasquale se puso a disposición de la comisión.

Di Pasquale es uno los directivos de la exSIDE denunciado por ir presionar al juez Luis Carzoglio para transmitirle la orden de Macri de detener a Pablo Moyano. Recientemente, el exdirector de Contrainteligencia de la AFI, Diego Dalmau Pereyra, al prestar declaración indagatoria lo involucró en la operación Gestapo. En sede judicial, Dalmau Pereyra reconoció que desde mayo de 2017 la superioridad de la AFI, o sea Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, le dieron órdenes para realizar tareas de inteligencia sobre el sindicalista Juan Pablo “Pata” Medina. Dijo que fue un trabajo conjunto con el área comandada por Di Pasquale. El pasado martes, el exdirector de Contrainteligencia ratificó en la bicameral todo lo que expresó ante el juez federal de La Plata, Ernesto Kreplak, quien está al frente del caso “Gestapo antisindical”.

Tras la declaración de Di Pasquale, en la comisión parlamentaria que preside el diputado Leopoldo Moreau este lunes esperan a otros dos exespías, integrantes del grupo de espías bautizado “Super Mario Bros”. A las 13.30 está convocada Mercedes Funes, a quien se investiga por su rol en el espionaje a trabajadores del Hospital Posadas. Y a las 14.30 será el turno de Mariano Flores. Este exagente fue involucrado en seguimientos ilegales al juez Carzoglio. Ambos fueron investigados en la megacausa de los Super Mario Bros y si bien fueron procesados por espionaje ilegal en los tribunales de Lomas de Zamora cuando el caso paso a Comodoro Py se vieron beneficiados con la tesis del “cuentapropismo” y recibieron una falta de mérito.

Del apriete a Moyano al caso Gestapo

Fernando Di Pasquale fue un alto directivo de la AFI macrista y su nombre aparece vinculado a diversas operaciones.

La primera de la que se tuvo conocimiento público fue el apriete al juez del caso Moyano, Luis Carzoglio, el 31 de agosto de 2018. Aquella fecha concurrió con el director de Asuntos Jurídicos de la AFI, Juan Sebastián de Stéfano, a presionar a Carzoglio para que detuviera a Pablo Moyano en el marco de una causa donde se investigaba una asociación ilícita en el club Independiente. Previamente, Di Pasquale y De Stéfano habían ido a ver al jue Gabriel Vitale por el mismo tema.

Carzoglio declaró recientemente tanto en la bicameral como en el juzgado a cargo de Marcelo Martinez de Giorgi, en el marco de la megacausa de los Super Mario Bros donde como testigo dio detalles sobre aquella “visita”. Comprometió a Macri.

En sede judicial, el 28 de marzo pasado, Carzoglio afirmó que al presentarse en su juzgado de Avellaneda, Di Pasquale le dijo: “Doctor, estamos obsesionados con la detención de Moyano. Usted, me dice qué quiere”. “Cuando se retiran –relató el magistrado- me dicen: ‘Doctor, mire, para facilitar su tarea le podemos alcanzar un borrador de la resolución ordenando la detención de Pablo Moyano, para facilitar su tarea”. “A las dos horas vino una secretaria con un sobre cerrado y me trajo el borrador con la famosa resolución”, añadió. Y contó que “después de la visita de ellos, comienza la presión mediática sobre mi persona a través de los periódicos Clarín, La Nación y la parte televisiva”. Carzoglio nunca avanzó contra Moyano. Hoy está suspendido en el cargo.

Di Pasquale también fue recientemente involucrado en el caso Gestapo antisindical, que tramita en la justicia federal platense. En el escrito que presentó como parte de su declaración indagatoria, Dalmau Pereyra aseguró el 31 de marzo pasado que la dirección comandada por Di Pasquale participó de la persecución contra el Pata Medina. Dijo que las primeras tareas de inteligencia se hicieron “en conjunto” con el área de Delitos Económicos Financieros. Dalmau defendió aquellas investigaciones. También reconoció que la dirección comandada por Di Pasquale también intervino cuando se activó una causa federal contra el referente de la UOCRA-La Plata, pesquisa que estuvo en manos del juez federal de Quilmes, Luis Armella. El pasado martes, Dalmau Pereyra ratificó los dichos de su presentación ante la bicameral de inteligencia.

Di Pasquale aún no está imputado en el caso Gestapo pero tras la declaración del exdirector de Contrainteligencia su situación judicial puede complicarse. Lo mismo sucede en la megacausa de los Super Mario Bros tras el testimonio de Carzoglio.

La bicameral se hizo eco de esas dos declaraciones (los testimonio fueron en el Congreso y en sede judicial) y convocó a Di Pasquale para escuchar su descargo.

Espionaje al Hospital Posadas y Carzolgio

Este lunes también están citados los exespías Mercedes Funes y Mariano Flores.

La convocatoria de Funes es por su supuesto rol en el espionaje ilegal a los trabajadores del Hospital Posadas. Quien la involucró fue el exagente Jorge “Turco” Sáez cuando declaró el 1 de abril pasado en la bicameral del Congreso.

Sáez, que no fue beneficiado con la tesis del cuentapropismo en el caso Super Mario Bros y está procesado, dio precisiones de esa operación: “Nos dice Diego Dalmau Pereyra que Silvia Majdalani le había pedido que vayamos al Hospital Posadas porque, posiblemente, iba a haber un sabotaje”. Ubicó los hechos en 2016.  Dijo que concurrió con otros dos agentes de inteligencia que están involucrados con él en la causa de los Super Mario Bros: Leandro Araque (procesado) y Mercedes Funes (actualmente con falta de mérito). Indicó que quien realizaba informes periódicos sobre lo que sucedía en el centro de salud era la entonces agente Mercedes Funes.

Por su parte, el juez Carzoglio y el exespía Guillermo Matta complicaron a Mariano Flores.

Carzoglio apuntó contra Matta y Flores en sus recientes declaraciones ante la bicameral y en la causa de los Super Mario Bros, donde se presentó como testigo.

¿Qué relató Carzoglio? Que se enteró que los entonces agentes de la AFI Guillermo Matta y Mariano Flores le hicieron seguimientos. Dio precisiones. Dijo que lo siguieron desde un Volkswagen Polo, negro.

Guillermo Matta fue citado por la bicameral el 1 de abril y adjudicó toda la responsabilidad a Flores. Tal como publicó El Destape, Matta dijo que entre abril o mayo de 2019 el agente Flores le comentó: “Tenemos que ir hasta Avellaneda.”  Fue por orden del agente Alan Ruiz. Como todo lo que hacía el grupo que integraba Matta. Al llegar a Avellaneda, relató Matta, se dirigieron al bar “Sancho”, ubicado sobre la avenida Mitre. Entonces, Flores “se baja en el bar y yo me quedo en el auto. Antes de esto, me muestra una foto y me dice: ‘Tengo que ver si está este señor adentro del bar.’ El señor en cuestión es el juez Carzoglio”, narró el exagente. Matta contó que tras 20 minutos, Flores lo llamó para ingresar al bar y tomar un café. “Me siento en el bar. Había, aproximadamente, diez personas u ocho” y “el juez Carzoglio, estaba sentado del lado izquierdo, recuerdo, con tres o cuatro personas”. Se quedaron 10 minutos más, salieron y se contactaron con Alan Ruiz para pasarle el parte de la operación.

Desde la comisión parlamentaria ahora quieren escuchar a Flores.

La confesión

Dalmau Pereyra ratificó el pasado martes en la bicameral de inteligencia su testimonio en la causa Gestapo antisindical. En el marco de su indagatoria en ese expediente, el exdirector de Contrainteligencia reveló que la orden de supervisar la filmación de la reunión de la Gestapo provino directamente de Gustavo Arribas, jefe de los espías. También dijo que la orden se la transmitió Silvia Majdalani, la subdirectora de la AFI, y que fue a ella a quien le entregó el video. También dio detalles sobre quiénes fueron los espías encargados de la operación, que defendió y dijo que no fue ilegal.

Esta declaración puede abrir la puerta a diversas citaciones por parte de la Justicia como de la bicameral de inteligencia. Y compromete a Arribas y a Majdalani. Más temprano que tarde, ¿la bicameral los citará?

Alertas por el rol activo de la comisión parlamentaria, Arribas y Majdalani apelaron la decisión de Martínez de Giorgi de aceptarla como amicus curiae en la causa de los Super Mario Bros. El pasado 12 de abril, el magistrado dio curso a la apelación y restringió el rol de la bicameral de inteligencia en el expediente. Por ejemplo, podía presentar prueba algo que ahora quedó obturado hasta que se expida la Cámara Federal porteña. A la luz de los testimonios que estaba recogiendo la comisión presidida por Moreau, se podía volver un problema para los jefes de la AFI macrista.

En la misma resolución del 12 de abril, el juez Martinez de Giorgi solicitó a su par de La Plata, Ernesto Kreplak, una copia certificada de la declaración indagatoria de Dalmau Pereyra, que es “reservada”. Por lo que la situación de Arribas y Majdalani puede complicarse aún más en las causas del espionaje ilegal macrista.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►