Entre Ríos: docentes en huelga y sin paritarias ya ponen en duda el inicio de clases en 2021

Durante todo el 2020 no fueron llamados a paritaria y desde la Asociación Gremial del Magisterio ya ponen en duda el arranque del ciclo lectivo 2021.

30 de noviembre, 2020 | 16.41

Entre el lunes 26 de octubre y el jueves 26 de noviembre, los docentes entrerrianos fueron al paro en 16 ocasiones. La Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos -Agmer-, principal sindicato de maestros de la provincia, viene aplicando un duro plan de lucha, como consecuencia de no haber sido convocados a paritarias en todo 2020. Además, se oponen a la Ley de Emergencia aprobada a fines de junio y al regreso paulatino a la presencialidad escolar, decretado  por la gestión de Gustavo Bordet. A tres meses de un posible reinicio de clases, ya se considera muy difícil que se retomen las actividades en 2021 si previamente no hay respuestas a los reclamos del presente período.

Evasión en Argentina: Los ricos fuera de borda

Las medidas de fuerza, votadas en Congreso por el gremio, se concretaron el 26, 27, 28, 29 y 30 de octubre y el 5, 6, 10, 11, 12, 16, 17, 18, 24, 25 y 26 de noviembre. Si le sumamos la última resolución, tenemos que decir que habrá por lo menos tres días más de huelga: el 2, 3 y 4 y diciembre.

¿Podría haber más días de paro? Sí, porque el año aún no finaliza y los maestros vuelven a congregarse ante la ausencia de respuestas por parte del Estado. "El año 2020 ya se cierra, vamos a empezar a tomar decisiones respecto del año que viene. Los planes de acción tenían como objetivo una convocatoria al diálogo. Nada más. Parece increíble, queremos sólo que se nos llame a paritarias" indicó a El Destape, Marcelo Pagani, secretario General de Agmer.

Este proyecto lo hacemos en grupo. Sostené a El Destape con un click acá. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

El dirigente trazó en ese sentido un paralelismo entre la realidad nacional y la provincial: "Nicolás Trotta va a recibir a Ctera -Central de Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina- el 30 de octubre, para dialogar una recomposición salarial y el aumento del Fondo Nacional de Incentivo Docente -Fonid-. Es decir, pese a la crisis, se honran los acuerdos y hay una voluntad de diálogo, que evidentemente no tiene Bordet".

El 1º de octubre los gremios docentes fueron llamados a una mesa salarial en la Casa Gris. En la ocasión, asistieron también UPCN -Unión Personal Civil de la Nación- y ATE -Asociación de Trabajadores del Estado-, los dos gremios que nuclean a trabajadores públicos en la provincia. Allí, el ministro de Economía, Hugo Ballay, planteó el pago de una suma fija para los meses de octubre, noviembre y diciembre de 4.000 pesos para los agentes que perciban hasta 35.000 pesos; 3.500 pesos para los que perciben de 35.000 a 55.000; y 3.000 para los que perciben más de 55.000 a 120.000. Los sindicatos la consideraron insuficiente, pero el Gobierno estableció entonces su pago por decreto. Pese a la promesa de un nuevo encuentro, nunca más hubo una instancia de las mismas características

"No dialogan con los trabajadores, con el sector más numeroso. El 1º de octubre hubo un compromiso del ministro de Economía, que dijo que habría una convocatoria a fines de octubre y principios de noviembre, que no tuvo lugar. Lo que nos otorgaron no es una recomposición, es un bono en negro de pésima calidad. A esta altura, si bien hay que ser respetuosos de los tiempos, es difícil pensar en que comiencen las clases en 2021" resaltó Pagani, que aclaró que la fecha del 1º de marzo como posible reinicio de actividades -comunicada oficialmente por el Consejo General de Educación- fue "unilateral" y "sin previo aviso a los gremios".

Por último, desde Agmer criticaron las condiciones en las que se determinó el regreso presencial al aula. "El deseo de volver era de todo, pero tenía que ser con condiciones sanitarias adecuadas y recomposición salarial". Al respecto, desde el espacio contrataron a un especialista en higiene y salud laboral, que recorrió 20 escuelas de la provincia en las que se registraron dificultades que tornan, desde su punto de vista profesional, imposible el desarrollo de clases en el contexto de la nueva normalidad.

Desde la Casa Gris, sin embargo, consideran exitoso el regreso a las escuelas. Ya son 4.621 los estudiantes de 354 instituciones de los 17 departamentos los que han retornado en las últimas cinco semanas, acorde a datos oficiales brindados por el Consejo General de Educación -CGE-. El titular de la entidad, Martín Müller, consideró en diálogo con medios oficiales que "la vuelta a la presencialidad se está desarrollando con responsabilidad y buenos resultados". Y agregó: "Estamos demostrando que se puede volver de a poco a instancias presenciales, respetando los protocolos de higiene y seguridad. Nuestra intención es que las escuelas se mantengan abiertas".

Los docentes técnicos, enrolados en la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica -AMET- también están en pie de lucha. No sólo se han plegado a las decisiones que ha tomado el Frente Gremial -compuesto por Agmer, AMET, UDA (Unión de Docentes de Argentina) y Sadop (Sindicato Argentino de Docentes Privados)- sino que también avanzó con algunas acciones particular, como registrar, con un escribano de por medio, reclamos realizados por delegados en escuelas donde se ha decretado el regreso en el contexto de pandemia. "Son al menos cinco instituciones, de las cuales ya tenemos un informe de tres de ellas" aseguró a El Destape, Andrés Bessel, secretario General de la entidad gremial.

El dirigente consideró además como "insólito" que no se haya llamado a paritarias en todo 2020. "Estamos cerrando el año y no tuvimos una instancia a la cual el gobierno debe convocar por ley. Nosotros estamos pidiendo que se cumpla con lo dispuesto, con los derechos de los trabajadores. Nada más. Entendemos que es una realidad compleja, que la pandemia nos atravesó y que la provincia no es ajena, pero tenemos que sentarnos a discutir las condiciones laborales".

Bessel señaló que las medidas de fuerza -en su mayoría, en consonancia con lo que dispone Agmer- van a continuar: "Se siguen aplicando descuentos injustos por la Ley de Emergencia, por la cual fuimos a la Justicia; no tuvimos recomposición salarial y el regreso se ha dado de forma inconsulta y sin las condiciones necesarias".

El Destape intentó, sin éxito, comunicarse con el ministro de Economía, Hugo Ballay. El titular de la cartera de Hacienda no contestó y además el Ministerio no tiene nadie que haga prensa y comunicación, como para establecer un nexo a través de un tercero.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►