La frase de los rugbiers antes de matar a Fernando Báez Sosa en Villa Gesell: "A ver si nos volvés a pegar, negro de mierda"

Lo confirmó el amigo de la víctima, quien también fue golpeado por los deportistas. El joven participó de la rueda de reconocimiento.

24 de enero, 2020 | 19.02

Un testigo, amigo de Fernando Báez Sosa, estuvo presente durante la violenta escena que terminó con la vida del joven afuera el boliche Le Brique de Villa Gesell y fue también agredido por los rugbiers. Su presencia le permitió contar cómo fueron los hechos y aseguró que los agresores advirtieron: "A ver si nos volvés a pegar, negro de mierda".

VIDAL en salud: ABANDONO TOTAL

El chico era compañero de Fernando del Colegio Marianista y habían viajado juntos de vacaciones a la ciudad costera. Según confirmó, los rugbiers también lo golpearon en la vereda frente a la disco cuando trató de defender a su amigo.

Le pegaron entre diez que lo esperaron en una emboscada y sobrevivió. La agresión le generó traumatismos en el ojo, en los labios y en los brazos. 

Este viernes se acercó a la Jefatura Distrital de Policía de Gesell, como parte del grupo de tres testigos del crimen para participar de las ruedas de reconocimiento.

El joven declaró en el expediente por homicidio agravado a cargo de la UFI Nº 6 y allí aseguró cómo llegó al lugar para ver el show del cantante de trap Neo Pistea junto a Fernando y otros dos amigos.

Confirmó que había "mucha gente empujándose" y que "se chocaban". "Vi a dos chicos alterados que nos incitaban a la pelea, intenté calmar todo y recibí golpes de puño", sostuvo. "Che, no sirve pelear, nos van a echar a todos", gritó y uno de los agresores le dijo: "El problema no es con vos, es con tu amigo, me voy a quedar esperando".

Tal como describió, Fernando tenía "la camisa rota" y cuando le preguntó qué le había pasado, el chico le habló del ataque por parte de este grupo de desconocidos."Estábamos hablando cuando aparecen por detrás un grupo de sujetos”, relató. "Lo empujaron y lo patearon en el piso, yo traté de defenderlo", declaró. 

"Me pegaron patadas por todo el cuerpo, principalmente en la cabeza, creo que al menos tres personas me pegaron a mí", manifestó. Y agregó: "Cuando logré levantarme ví a algunos amigos golpeados, a Fernando ensangrentado, con la cara golpeada e inconsciente. Una chica que estaba en el lugar comenzó a hacerle RCP. Al menos vi ocho pibes pegándonos".

Asimismo, aclaró que uno de los rugbiers afirmó: "A ver si nos volvés a pegar, negro de mierda". En la causa no surge que Fernando le haya pegado a ninguno de los rugbiers.

SOSTENÉ A EL DESTAPE ►