• MACRI SE VA EN:

  • Radio en vivo

    RADIO EN VIVO

  • Video El Destape

    VIDEOS EL DESTAPE

  • El Destape

    ELDESTAPE

Funcionario de Bolivia reconoció "tensiones" con Macri y apuntó contra Pichetto: "Su actitud nos asusta"

El embajador ante la OEA relató las fricciones con el actual gobierno argentino y su candidato a vice por la política migratoria. 

10 de octubre, 2019 | 09.51

José Alberto Gonzales es la voz de Bolivia en la Organización de Estados Americanos (OEA). Muy cercano al presidente Evo Morales, Gonzales recibió a El Destape en la sede diplomática de su país en Buenos Aires para hablar de las elecciones presidenciales que se avecinan tanto en Bolivia como en Argentina y el impacto de esos comicios a nivel regional.

-¿Cuáles son las expectativas de Bolivia en la relación con el próximo gobierno argentino?

-Un eventual gobierno de Alberto y Cristina (Fernández), un retorno del peronismo, sin dudas mejoraría el vínculo con Bolivia. El diálogo con el gobierno de Macri no fue malo pero, evidentemente, la relación bilateral se tensó un poco. Yo trabajaba en la embajada cuando el gobierno argentino emitió el decreto de necesidad y urgencia que afectaba los derechos de migración adquiridos por la colectividad boliviana.

Claro, durante los gobiernos de Néstor (Kirchner) o de Cristina (Fernández) no hubo medidas de esa hostilidad contra los migrantes bolivianos. Todo lo contrario, fue Néstor (Kirchner) junto con Evo (Morales) quienes diseñaron una política conjunta para facilitar la documentación a los ciudadanos de mi país que llevaban mucho tiempo viviendo en Argentina. Esas trabas de residencia habían sido establecidas por la Dictadura. Por eso el decreto de Macri nos puso en vilo. En ese sentido con el actual gobierno hubo, quizás no un retroceso, pero sí un congelamiento en el vínculo bilateral. Además me asustan ciertas declaraciones  de ciertos candidatos hacia la comunidad boliviana.

-¿A quién se refiere específicamente?

-A los recientes dichos discriminatorios de (Miguel) Pichetto contra nuestros compatriotas. Esa hostilidad discursiva nos asusta un poco. Por eso, repito, en un eventual gobierno de Alberto Fernández creemos que las situaciones aludidas, el mencionado decreto o cierta virulencia discursiva, no se repetirían. Tenemos esa esperanza. Y también tenemos expectativas sobre un triunfo del Frente Amplio en Uruguay. Por otro lado, nos parece muy bueno lo hecho hasta el momento por el gobierno de (Andrés Manuel) López Obrador a nivel regional. México está reequilibrando la relación de fuerzas con los gobiernos conservadores.

-¿Observa que emerge un nuevo escenario zonal?

-Claro, hay que seguir con atención además los tremendos sucesos de Ecuador. Hemos vivido una experiencia regional muy fructífera cuando Lula era presidente en Brasil y además presidían los Kirchner en Argentina o (Rafael) Correa en Ecuador. Eran otros momentos, ojalá podamos recuperar ese tiempo cuando los presidentes de Sudamérica pensaban más en el pueblo que en los pequeños grupos privilegiados de siempre. Es muy difícil lograr la integración cuando al frente de la presidencia hay poderosos empresarios porque terminan gobernando al país como si fuera otra de sus empresas.

-¿El gobierno boliviano confía ganar en primera vuelta?

-En estas elecciones la oposición ha logrado recortar algunas distancias. En el 2009 Evo Morales ganó con casi el 64% de los votos, cinco años después consiguió un caudal similar en las urnas. Las encuestas hoy advierten un escenario más parejo. Sin embargo, todos los pronósticos coinciden en señalar nuestra victoria.

Igualmente las encuestas son muy relativas. Históricamente hemos sacado 10 o 15 puntos más por arriba a la proyección hecha por los sondeos. Pasa que las encuestadoras no llegan a la Bolivia profunda y en los sectores rurales la popularidad de Evo es muy fuerte.

-¿Cuál es la situación de los incendios de la Amazonía?

-En esta época del año suele haber incendios en esa zona boscosa de Santa Cruz de la Sierra, pero ahora son noticia porque hay elecciones. Las llamas son producidas por una práctica agrícola que nosotros llamamos chaqueo donde el productor hace un incendio deliberado para limpiar de malezas su zona de cultivos. La gente prende fuego en vez de utilizar una maquinaria porque esa manera es más barata para despejar la tierra.

Las autoridades de Santa Cruz critican al presidente por no declarar la emergencia ambiental. Sin embargo, Evo Morales contrató aviones hidrantes y dispuso de helicópteros para socorrer y actuar en la zona. Pero, ¿qué ocurrió? La oposición concluyó que los incendios afectaban en lo electoral a Evo Morales. Entonces comenzaron a propagar intencionalmente brotes de incendio.

-¿Eso es una sospecha o tienen pruebas de su culpabilidad?

-Tenemos elementos, hay registros fílmicos que demuestran la mano opositora detrás de los incendios. Incluso se produjeron detenciones por esos hechos vandálicos. Ahora estamos esperando los resultados de la investigación judicial. Esa es la realidad, mientras los bomberos y los voluntarios intentaban disminuir el crecimiento de las llamas; por otro lado, había personas organizadas generando nuevos focos de incendio.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?