A días de los resultados de las PASO, se dieron a conocer los aportes de campaña por parte de las empresas a Cambiemos. Juntos por el Cambio recibió para su campaña $ 43.833.326, casi tres veces más que lo que recibió el Frente de Todos.

El principal aportante es SICMA SA, una sociedad de inversión de Pérez Companc, que donó en total más de $ 6,2 millones el 7 de agosto último. De esa cifra, $ 4.535.618 fueron para apoyar la reelección de Macri y otros $ 1.674.668 para la Legislativa por la Provincia de Buenos Aires.

Debajo de él, otro gran donante particular es Jorge Guillermo Stuart Milne, uno de los ex dueños del Banco Patagonia, quien también contribuyó en la Ciudad de Buenos Aires, con $ 1.640.000. Miguens es accionista de Central Puerto, la segunda generadora eléctrica del país, que tiene entre sus dueños al íntimo amigo del Presidente, Nicolás Caputo.

Del mismo modo, Magdalena Vigil, de la familia del fundadora de la editorial Atlántida que publica la revista Gente, aportó $ 400.000. La empresaria figuró como directora de una sociedad offshore registrada en Barbados, según los documentos revelados en la investigación de los Paradise Papers.

A su vez, el empresario inmobiliario Eduardo Costantini también desembolsó $ 1.670.000, a través de sus empresas Consultatio y Nordelta, para la campaña del oficialismo en territorio bonaerense. Otro aportante destacado es la empresa cordobesa Tarjeta Naranja SA con $1.500.000.

La casa de cambio Maxinta SA fue otro donante para las PASO legislativas del oficialismo en la Provincia de Buenos Aires, en su caso, con $1.000.000. Además, Alejandro Carlos Francisco Oxenford, cofundador de las plataformas de OLX, Letgo, DineroMail y DeRemate, aportó la misma cifra.