El periodista Roberto Navarro realizó un editorial en el que analizó los tipos de capitalismos que están en juegos en el mundo y cuál será la dicotomía sobre el modelo económico en la Argentina en las elecciones 2019.

El director de El Destape recordó el discurso de aceptación del premio Nobel de Economía de Joseph Stiglitz en la que enfatizó que hay solo tres modelos en pugna en la actualidad.

"Está el capitalismos rineano alemán, donde hay fuertes regulaciones, una fuerte presencia del Estado que intenta influenciar hacia dónde va la sociedad. Regula que no haya excesos y se castiga si no se cumple. El capitalismo salvaje, fundamentalmente el norteamericano, el de sálvese quien pueda: Hay bajo nivel de regulación, hay pocas cosas que no se pueden hacer, pero esas pocas cosas son controladas y si se violan hay castigo. El tercero, que prima fundamentalmente en Latino América, donde no hay reglas, cada uno hace lo que quiere y sin regulaciones, el más grande se come al más chico. Esos países nunca crecen porque el grande después de cenar no invierte y no hay nadie que guié hacia un crecimiento saludable", enfatizó. 

"Argentina ha vivido en esa lógica por muchos años. El Gobierno anterior, junto con otros países de la región, intentaron correrse de esa lógica e ir hacia un capitalismo rineano. Alberto (Fernández) claramente se mueve dentro de ese ámbito y Macri simboliza el capitalismo de pillaje. Casi que diría capitalismo de pillaje del Newman, porque es para pocos", ironizó. Además agregó: "Ese modelo ha fracasado incluso para los que trabajan para que llegue a gobernar. Las empresas de la UIA se han fundido en los noventa con ese proyecto. Las economías regionales, cuyos dueños de pequeños campos votan a Macri, se han fundido. Todo a su alrededor se destruye pero son empujados por la élite".

"El capitalismo de pillaje no puede hacer campaña diciendo cómo es, va a la pelea hablando del otro. El populismo es el nuevo cuco que antes era el comunismo. O los acusa de ladrones. La derecha argentina tiene una tradición de poco respeto por la democracia. Es tanto lo que hay en juego contra unas pocas manos, que son capaces de hacer cualquier cosa. Cualquier Alquimia. Que no te sorprenda ninguna fórmula. La plataforma secreta es hacer negocio para unos pocos", sintetizó.