Coronavirus: Aníbal Pachano se disculpó y confesó cómo se siente tras sus dichos

El mediático se encontraba en Chile, para la versión trasandina de Bailando por un Sueño, al momento de retractarse.

20 de marzo, 2020 | 16.06

En medio de la crisis epidemiológica por el coronavirus, el mediático Anibal Pachano había salido a declarar que no respetaría la cuarentena y que haría lo que quisiese. Tras un repudio absoluto, la figura tuvo que retractarse de manera pública desde Chile, donde participa como jurado de la versión trasandina del Bailando por un Sueño.

Vicentin: de gran empresa a gran estafa

"Estoy muy triste y perdonen la emoción, pero tengo que decir una cosa. En un programa de televisión yo hice una declaración enojado. Me invadió el pánico y el miedo, dos cosas que había solucionado en mi resiliencia del cáncer, dos cosas que creí haberlas borrado de mi diccionario", arrancó, abarrotado de lagrimas, antes de iniciar una devolución en el certamen. 

Y siguió: "Fue una falta de respeto al Presidente de la Nación Argentina que se tergiversó, se manipuló, se utilizó. Muchos colegas me faltaron el respeto desde muchos lugares. Parte del público me deseó la muerte, insultaron a mi familia. Yo nunca dije que no había que guardarse en su casa sino todo lo contrario. Yo vivo en un hotel encerrado en una habitación con todos los cuidados que tuve que tener y que aprendí a tener, porque ninguno de todos esos que me insultaron sabía absolutamente nada de lo que estaba sucediendo".

Luego de rectificarse, Pachano continuó explayándose sobre los padecimientos que lo tienen afectado y se mostró crítico con respecto al origen del virus. Al respecto dijo: "Le guste a quien le guste y sea del rango que sea, esta enfermedad que a mí no me cabe duda que está provocada, se conocía desde hace mucho tiempo y se tardó mucho tiempo en tomar las resoluciones". Tras esta declaración, comparó la pandemia con su caso como portador VIH positivo.

"Cuando me contagié de VIH, fui el primer argentino que habló en una cámara de televisión, forzado por un jurado. Lo hice con gran valentía y un pueblo argentino también me apoyó, porque sabía que se me había hecho una injuria. Cuando tengo una enfermedad, tengo todo el derecho de decirlo o no, pero sí de cuidarme a mí y al otro, y eso lo aprendí en el contagio por no haber usado un preservativo. Y luego, sorteé un montón de dificultades: ser diabético, tener problemas en mi cuerpo y ser resiliente en el cáncer; creo que ayudé a mucha gente diciendo que se puede. Simplemente venciendo ese miedo, enojo e ira que provocan las emociones", argumentó.

Para cerrar, reflexionó sobre su actitud y manifestó su esperanza en que se vencerá la pandemia de coronavirus. "Yo tengo fe en que voy a salir adelante. Yo no me voy a volver a Buenos Aires para contagiar gente, eso es de bruto, de ignorante. Las enfermedades son escalones de la vida para aprender algo que tengamos que aprender, aunque estén provocadas como también lo fue el VIH. Pero hay que tener cojones para decir estas cosas. Acá estamos con una enfermedad y pandemia mundial de la cual todos tenemos que hacernos cargo", finalizó.



 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►