A más de dos años del gobierno del cambio, un grupo de artistas independientes busca reflexionar con humor en “Pollo, el último parripollo del país" sobre las problemáticas de la Argentina, en un juego dialéctico entre los 90 y la actualidad. Los protagonistas de la obra invitan a revivir una época no tan lejana y hacer catarsis sobre el impacto de las políticas neoliberales en la realidad cotidiana"

“Pollo cuenta la vida de una familia dueña del último parripollo del país a fines de los 90. Este es el puntapié para el desarrollo de la obra que intenta reflexionar con ingenio sobre la vuelta de un modelo neoliberal implantado en los 90 que funcionó para unos pocos“, reflexionó un participante de la obra.

“Intentamos que sea una comedia política sin partidismos pero analizando la realidad. Creemos que podemos hacer nuestro aporte desde este lugar”, dijo Guido Villaclara, director de la obra.

De esta manera, cuatro actores en escena encarnan múltiples personajes que recrean situaciones de aquellos años. Con una variedad de sucesos que nos llevan a la memoria colectiva de los noventa, la obra logra recrear una escena comercial y cotidiana con música, coreografía y un ritmo vertiginoso, que invita a los espectadores a reírse de nosotros mismos.

La obra “Pollo” se presenta los domingos 20.30 en Espacio Cultural Urbano, ubicado en Acevedo 460, Villa Crespo. Con dramaturgia y dirección de Guido Villaclara, actúan Cristian Cimminelli, Mirta Israel, Lucila Casalis y León Perazzone.