Xi Jinping viajará a Arabia Saudita la próxima semana, según prensa británica

11 de agosto, 2022 | 17.06

El presidente de China, Xi Jinping, tiene previsto visitar Arabia Saudita la próxima semana, donde está en marcha una recepción de gala a la altura de la realizada para Donald Trump en su primer viaje al extranjero como presidente, informó la prensa internacional.

El recibimiento de bienvenida que espera al líder chino contrasta marcadamente con la que tuvo el presidente estadounidense, Joe Biden, a mediados de julio, cuando recibió una bienvenida discreta, lo que refleja los lazos tensos entre los dos países, informaron el diario británico The Guardian y la agencia de noticias ANSA.

La gala para Xi busca consolidar los lazos entre Beijing y Riad y fortalecer la imagen de China como aliada de Arabia Saudita, mientras los vínculos con Washington vacilan.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

China y Arabia Saudita se estuvieron acercando durante más de dos décadas, pero los lazos se profundizaron cuando el príncipe Mohammed bin Salman acumuló poder en el reino a partir de 2016.

Riad defendió el trato de China a su minoría musulmana uigur y la ley de seguridad nacional de Hong Kong, postura que lo colocó en desacuerdo con Estados Unidos en cuestiones clave de derechos humanos.

Xi fue invitado por primera vez a Riad en marzo pasado.

Es probable que su visita sea la más importante para el reino desde la llegada de Trump en mayo de 2017, meses después de su investidura, donde fue recibido con espadas plateadas, obsequios extravagantes y un despliegue de la realeza árabe y saudita, informó el medio británico.

Esa visita marcó la pauta para la disposición del Gobierno de Trump hacia Riad, una era en la que Estados Unidos dio cobertura al ambicioso príncipe heredero y formó vínculos profundos con el yerno de Trump, Jared Kushner.

China no hizo ningún comentario público sobre la invasión de Arabia Saudita a Yemen, su boicot a Qatar o el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, lo que provocó una fuerte condena en Estados Unidos y Europa.

La visita de Biden en junio pasado arrojó pocos dividendos y no logró convencer al príncipe Mohammed de que aumentara los suministros de petróleo, una medida que habría ayudado a reducir los precios de las cisternas en Estados Unidos en el período previo a las elecciones de mitad de mandato.

El príncipe Mohammed bin Salman se mostró envalentonado por la visita de Biden, y manifestó a sus aliados que logró reafirmar la influencia de Riad en un escenario global y mostrando una base soberana.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►