Martín Licata, el trabajador de prensa de 27 años que era buscado desde el sábado a la mañana fue encontrado muerto en un hotel transitorio del barrio de Flores con signos de ahorcamiento.

La Justicia porteña llevaba adelante la búsqueda de paradero del joven en paralelo a otra causa en la que se investigaba el hallazgo del cuerpo sin vida de un hombre, que había ingresado en la mañana del sábado al hotel ubicado en la calle Ramón Falcón acompañado por una mujer de unos 25 años.

Licata había desaparecido el sábado por la mañana en el barrio porteño de Floresta. Tras la desaparición del joven la familia presentó un hábeas corpus ante la Fiscalía N°5, a cargo de César Troncoso, que arrojó resultados negativos respecto del registro del joven en las dependencias públicas.

El joven, que se desempeña en varios medios (La Batalla Cultural, Kontrainfo y Sudestada) en los que firmaba con el seudónimo Martín D'Amico, había recibido amenazas a través de Facebook y habría sido abordado hace unos meses por personas de civil. Su entorno temía que su desaparición estuviese vinculada a esos antecedentes por lo que había convocado a una conferencia de prensa para mañana a las 10 en la sede de la CTA-Capital y a una concentración Rivadavia y Mariano Acosta a las 18.30.

La familia reconoció el cuerpo de Licata y ahora la investigación se centrará en saber quién era la mujer con la que ingresó al hotel alojamiento y que huyó al mediodía del sábado. Se sospecha de un posible juego sexual. Según la autopsia, Licata murió estrangulado.