La ex legisladora porteña de Cambiemos Claudia Calciano reconoció que el gobierno nacional utilizó los fondos de las obras sociales para presionar a los sindicatos para que no marchen el 21 de febrero. La cifra total es 5000 millones de pesos que entregará la administración de Mauricio Macri a los disidentes de la movilización.

"Me preocupa el gasto que se va a hacer de cinco millones de pesos (sic), como dijo la periodista. Es mucho", reconoció Calciano, quien se desempeña como Directora General de Desarrollo Productivo de la Subsecretaría de Trabajo, Industria y Comercio de la Ciudad.

Calciano hacía referencia a que la periodista Mariana Contartessi contó al aire que para que los gremios no marchen junto a Hugo Moyano, el gobierno liberó los fondos de las obras sociales.

Embed

"El gobierno, como hicieron todos, hace una retención de los aportes a las obras sociales. Los trabajadores hacen el aporte que debe ir a las obras sociales, pero eso se lo queda el gobierno para usarlo como moneda de cambio", explicó Contartessi.

"5000 millones de pesos frenan la marcha", sostuvo Contartessi con el aval de la ex diputada.