Swiatek controla emociones ante Kanepi y pasa a semifinales; Collins elimina a Cornet

26 de enero, 2022 | 07.42

Iga Swiatek logró templar sus frustraciones y remontar un set y un 'break' en contra bajo un calor brutal para superar el miércoles a la estonia Kaia Kanepi por 4-6, 7-6 (2) y 6-3 y alcanzar su primera semifinal en el Abierto de Australia.

La polaca se medirá ahora ante la estadounidense Danielle Collins, que derrotó a la francesa Alize Cornet por 7-5 y 6-1, por un puesto en la final del sábado en Melbourne Park.

En el primer choque entre ambas en su carrera, Swiatek desperdició puntos de quiebre en cada uno de los tres primeros juegos al servicio de Kanepi y fue la estonia quien convirtió su primera oportunidad en el séptimo 'game' para ponerse por delante en el marcador.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Swiatek salvó cuatro puntos de set en el noveno juego, que duró 16 minutos, pero no pudo evitar que Kanepi se llevara la primera manga en su novena oportunidad tras otro largo juego.

"En el primer set tuve muchos puntos de quiebre, sentí que perdí mis oportunidades porque ella me rompió en su primer punto de quiebre", dijo Swiatek en la cancha. "Estaba bastante enfadada. Fue un error porque debería haberme centrado en el futuro, en la siguiente bola".

Kanepi, de 36 años, parecía dispuesta a superar los octavos de final de un Grand Slam por primera vez cuando rompió el saque de su rival al principio del segundo set, con una Swiatek frustrada que se abofeteaba a sí misma y golpeaba su raqueta en la pista.

La estonia hizo la mayor parte del daño con su potente revés a dos manos, dejando a Swiatek clavada en el sitio y observando impotente el paso de los golpes ganadores.

No obstante, la campeona de Roland Garros 2020, que cometió 12 dobles faltas en el partido, recuperó la compostura y elevó su nivel en el desempate del segundo set para igualar el partido 1-1. Swiatek sufrió dos roturas más en el decisivo, pero logró quebrar a Kanepi, número 115 del ranking, en cuatro ocasiones.

En su segundo punto de partido mostró una increíble defensa y sentenció la contienda de tres horas de duración cuando Kanepi envió un revés fuera para cometer su error no forzado número 62.

"Estoy muy contenta de conservar mi voz porque estaba gritando mucho", dijo Swiatek. "Este partido ha sido una locura y sin la energía del estadio creo que habría sido muy difícil ganarlo".

En el partido anterior, Collins puso fin a la carrera de ensueño de Alize Cornet, alcanzando así su segunda semifinal en Melbourne Park, tres años después de la primera. La jugadora de 28 años es la segunda estadounidense en semifinales este año, ya que Madison Keys se enfrentará el jueves a la primera cabeza de serie, Ash Barty.

Collins pasó por un mal momento el año pasado, al sufrir fuertes dolores abdominales y de espalda durante sus periodos, que afectaron a su capacidad para entrenar y jugar.

Esto le llevó a que se le diagnosticara endometriosis, que se produce cuando un tejido similar al revestimiento del útero crece en otros lugares, normalmente dentro de la cavidad pélvica.

Se operó el pasado abril y ha recorrido un largo camino de vuelta hasta llegar a su primera semifinal de Grand Slam desde 2019 en Melbourne.

"Cuando estás lidiando con ese tipo de dolor físico múltiples semanas de cada mes, no te estás poniendo en una posición para poder rendir consistentemente y estar en tu mejor momento ya sea como atleta o como persona", dijo a los medios.

"Creo que ciertamente me siento mucho más libre por el hecho de no tener que lidiar con los síntomas con los que solía lidiar, por no ser un problema continuo con el que me enfrento a diario", agregó.

El estado de forma de Collins se puso de manifiesto durante el sofocante partido disputado en la Rod Laver Arena, en el que tuvo que aumentar la agresividad para sacar a Cornet de la pista en el segundo set.

(Editado en español por Tomás Cobos y Carlos Serrano)

LA FERIA DE EL DESTAPE ►