Connie Isla, sobre la humanidad en pandemia: "Lamentablemente el humano es hijo del rigor"

El Destape habló con la multifacética Connie Isla sobre su nuevo trabajo discográfico, la pandemia, su militancia y la importancia del activismo. Un repaso del presente de una artista que no la frena ni el coronavirus.

20 de julio, 2021 | 20.46

Cantautora, actriz, militante, dueña de una marca libre de crueldad, escritora, o simplemente "artista", como ella misma se define, Connie Isla no para. "Soy una persona muy activa, me gusta emprender, moverme. Poder hacer desde mi lugar, me gusta poder usar mis privilegios a favor de distintas causas, porque soy una persona mega privilegiada", reconoció Connie. Parece mentira pero El Destape consiguió que Connie Isla se detuviera en su movimiento constante para tirarse en el sillón y hablar con tranquilidad, entre otras cosas, sobre su nuevo disco, cómo vivió la pandemia, cómo saldremos de ella, cómo redirige sus privilegios, su militancia y qué la inspira.

"Muy pocos temas los había escrito antes del 2020, la mayoría nacieron en modo pandemia. No fue algo que lo planeé porque claramente la pandemia nos agarró a todes por sorpresa", explicó Connie sobre el proceso de composición de 2020, el disco de 10 canciones y dos interludios que lanzó en junio, el segundo en su haber y que contó con colaboraciones de Axel Fiks, Miss Bolivia, Muerdo, Loli Molina y Plastilina. Pero eso no fue todo, ya que durante la pandemia también publicó Más luz x favor, su primer libro, y es una de las protagonistas de REDES, la nueva obra de José María Muscari.

-A la pandemia le respondiste con bocha de laburo, ¿cómo hacés?

-Te voy a responder la pregunta tirada en el sillón, ubicá el nivel de contradicción (risas). Soy una persona muy activa, me gusta emprender, moverme. Poder hacer desde mi lugar, me gusta poder usar mis privilegios a favor de distintas causas, porque soy una persona mega privilegiada. Siendo consciente de esos privilegios trato de elegir usarlos sabia y eficientemente.

-Fundamental ser organizada para todo eso, ¿no?

-Soy una persona muy organizada, lo cual me permite hacer malabares entre el libro, la música, la marca, los shows, mi vida social, mi vida amorosa, mi vida familiar y el deporte. Soy una persona que le gusta estar al palo, lo cual hace que todo esto sea más fácil. Pero también me organizo para tener mis momentos de ocio. Si no tengo mis momentos para pelotudear mirando videos de gatitos en Instagram después no soy productiva para hacer otras cosas. 

-Te falta poder volver a tocar en vivo, ¿lo extrañás?

-Lo que se genera en vivo no se puede replicar de ninguna forma. Y ahora encima con un disco nuevo debajo de la manga, olvidate. Una manija, pero bueno habrá que esperar, habrá que ver cómo sigue todo. Yo creo, y espero, que para fin de año ya se pueda.

Para explicar la multiplicidad de estilos que abarca con su música, Connie usa un concepto que le tomó prestado a Kevin Johansen, una de sus principales influencias ("lo amo y es lo más", dice sobre el cantante). "Degenerados", es la forma con la que la artista se identifica a la hora de hablar de géneros, es decir que no le escapa a casi ningún estilo musical.

-¿Te pasa que un género te cuesta más o que le tenés miedo/respeto?

-Miedo o que no me le animo, no. Cuando tengo ganas de hacer algo, lo hago. Sí hay géneros con los que tengo menos afinidad quizás, como el trap. No lo hago y no lo escucho. Obviamente sé quiénes son los referentes, conozco sus canciones y probablemente me sepa algún pedacito del estribillo del challenge que se está haciendo pero no es algo que escucho. O sea, en mi Spotify no vas a encontrar trap, por ahora.

La importancia del activismo

En Más luz x favor (Penguin Random House), Connie Isla hace un repaso sobre su historia pero también sobre algunas de las temáticas en las que milita activamente. Temas que también abarca en sus redes sociales, desde donde empezó a hacerse conocida. "Para mí el presente es bastante vegano y feminista, faltan un montón de cosas pero la verdad es que miro hacia atrás y veo todo lo que avanzamos", consideró la artista sobre dos de sus principales militancias, a las que se suma el ambientalismo.

-¿Cómo ves los avances que se vienen dando en el país, sobre todo a nivel legislativo como la aprobación de la interrupción voluntaria del embarazo, la ley de educación ambiental y el cupo laboral trans? 

-Están buenísimos, creo que son 100% de la militancia. De romper las bolas y romper las bolas. Decirle a todas esas personas que están sentadas en cargos políticos “che, pongan esto en agenda ya”. Y de hinchar, de tocar puertas, de meter presión. Faltan un montón de cosas, legalización del cannabis, del cáñamo y demás, que estaría increíble que suceda, no creo que falte mucho, la verdad. Pero son avances que están buenísimos. Si lo mirás en macro sí falta un montón, pero por algún lado hay que empezar.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►