Editorial: Facundo Pastor le contestó a Eduardo Feinmann y apuntó contra los trolls en redes sociales

El conductor hizo un fuerte descargo tras la discusión y se mostró crítico con el periodismo en general.

27 de octubre, 2020 | 23.41

Facundo Pastor fue protagonista durante el lunes tras el fuerte cruce que tuvo con Eduardo Feinmann en relación al caso de los hermanos Etchevehere. El momento incómodo ocurrió en la pantalla de A24 luego de que el conductor de 4 Días preguntara sobre la inclusión de un "paper" incorporado al expediente. "Yo solo tengo preguntas para hacer, no tengo certezas, no estoy acá parado para eso. Me pregunto si lo que está sucediendo en Entre Ríos, tiene que ver con lo que está pasando en Guernica, si es comparable, si se puede establecer que en la Argentina está en riesgo la propiedad privada. ¿Es real o hay una mala interpretación, una utilización de dos hechos distintos donde se mezclan los conceptos?", inició el editorial.

Vicentin: de gran empresa a gran estafa

En primer lugar, decidió remarcar su papel como comunicador y habló de la importancia de hacer preguntas. "Ese es el objetivo del periodismo. Mostrar documentación, investigar, interpelar y esperar los tiempos de la justicia. Es parte de lo que habitualmente apelamos como el concepto de republicanismo. Respetar la división de poderes y esperar que la justicia dé su veredicto", expresó. Y agregó sobre la pelea con su colega: "Para mí sería muy fácil pararme acá y decirles '¿saben qué? Resolví la causa Etchevehere y considero que Luis Miguel y sus hermanos tienen razón'. O al revés, podría pararme acá y como se dijo, 'defender delincuentes'. Yo no los defiendo y ustedes me conocen, saben como yo me manejo, hace 20 años trabajo de esto".

Pastor dejó en claro que busca defender "una manera de hacer periodismo" y agregó que desde su espacio intenta "propiciar el diálogo, algo que falta en la Argentina". Por eso, apuntó: "A todo el mundo le es más cómodo vivir en una grieta eterna que hace mierda al país. Yo no voy a ser vocero de eso, ni ahora ni nunca. Mi manera de trabajar es escuchar absolutamente a todos. ¿No hay algo de objetividad que el periodismo debiera recuperar en este momento de la Argentina? Quizás yo estoy loco y vos pienses de otra manera, que yo tengo que contarte lo que vos quieras escuchar o lo que mejor te venga según tus intereses. No lo voy a hacer. Me voy a parar acá, hasta que me lo permitan, a contar información. Y vos sacá tus propias conclusiones".

 

Recayendo nuevamente en su pelea con Feinmann, disparó: "¿Ustedes realmente se creen que se puede vivir en un país plagado de odio y divisiones? Yo creo que no. Ayer se me preguntaba en qué país quería vivir yo, a mí no me interesa vivir en el país de la grieta donde la gente ya no sabe ni siquiera qué es verdad y qué es mentira. Basta con que puedan satisfacer lo que uno siente para creer que algo es verdad aunque no lo sea". Y aclaró: "Yo voy por otro lado, si no te gusta, podés cambiar de canal o apagar la televisión. Todo los temas son discutidos por un montón de dirigentes y colegas como una guerra. Y yo no voy a tirar tiros en esta guerra".

Por último, ante las diferentes críticas recibidas en Twitter por su falta de reacción ante los fuertes y duros ataques del conductor del Noticiero, Pastor dio su punto de vista y mostró algo de sorpresa. "Fui protagonista de una campaña feroz en las redes sociales. Pero lo que más me llamó la atención, es de lo que se me acusaba. Creo que de lo que se me acusa, es de lo que puedo estar orgulloso. Si vos pensás que ser moderado en este país es un error, por ahí tendrías que replantearte varias cosas", sentenció.

El momento de la pelea:

LA FERIA DE EL DESTAPE ►