"Es una cuestión de capricho": el enojo de Romina Manguel con la escuela de sus hijas

La periodista se mostró indignada porque el colegio no retoma las clases presenciales a pesar de que el Gobierno aprobó los protocolos correspondientes.

17 de noviembre, 2020 | 18.15

Romina Manguel disparó toda su furia contra la escuela a la que asiste su hija por no haber retomado aún las clases presenciales. El fastidio de la periodista se hizo evidente este lunes en el pase de su programa con su colega Fabián Doman, donde la conductora acusó al establecimiento de no acatar el protocolo aprobado por el Gobierno.

“Estoy muy enojada con una de las escuelas de mis hijas. La escuela se resiste a implementar el protocolo y no tiene ganas de abrir. Me parece que es una cuestión de capricho", empezó criticando Manguel.

Y prosiguió: “Los chicos escuchan que sus amigos vuelven a clases, que ya hay revinculación y que las escuelas empiezan a abrirse, y cuando me preguntan, no tengo nada para responderles". Según la conductora, el colegio, que es de gestión privada con subsidio del Estado, aduce “no tener las herramientas” para retomar las clases presenciales.

Más allá del enojo de Romina Manguel, vale aclarar que todas las escuelas están en su derecho de decidir si presentan un protocolo antes las autoridades o si creen que no están en condiciones de abrirlo. En Ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, presentan protocolos y desde el ministerio de Educación porteño se decide aprobar o no. 

Romina Manguel leyó el chat de madres

“Los chats de madres y padres están ardiendo y hay mucho enojo; hay desidia, no se puede entender, ya hay evidencia científica, ya vieron lo que pasó en Europa y hay chicos que van a terminar el año sin haber pisado el colegio", prosiguió la periodista.

También comentó que "es muy fácil abrir: la escuela se presenta ante el Ministerio de Educación y la autorizan; es así, no tiene otra vuelta, ellos dicen que no tienen las herramientas. Estamos hablando de una escuela privada con subsidio estatal, no se entiende qué no tienen a esta altura".

Por último, Manguel insistió con su reclamo: “Estamos a nada de terminar las clases. El protocolo mínimo es una hora una vez por semana, y el máximo son cuatro horas, y cuatro veces por semana, y no cumplieron con nada".

LA FERIA DE EL DESTAPE ►