La productora Pol-ka de Adrián Suar decidió registrar la palabra “Femicidios” y la consigna “No es No” en el Instituto Nacional de Propiedad Intelectual y desató la polémica ya que la frase es una de las banderas de la lucha feministas y no es para utilizarse de forma comercial.

Tras las críticas del movimiento feminista por esta decisión, la productora aclararon a Exitoína que se trata de un proyecto televisivo. "No hay nada que no sea habitual en como se maneja Pol-ka siempre", remarcaron desde la oficina de comunicación de la empresa de Suar.

"Cuando Adrián Suar tiene una idea, un proyecto, se junta con su equipo de producción y dice qué tipo de programa quiere hacer. Por ejemplo: 'Tengo ganas de hacer los 15 casos reales y más emblemáticos de femicidios en la Argentina'. Se habla sobre los casos que le gustaría contar y, lo primero que se hace cuando vas a hacer un programa de televisión, es registrar el nombre", se explicaron desde la productora.

INPI.jpg

Y agregaron: "Cada programa puede tener entre dos, tres y cuatro nombres, porque vos no se sabe cómo se va a llamar al final. Entonces se decidió registrar 'Femicidios' y 'No es No'. Esto se habló en 2017, y en 2018 se registran los nombres para el uso habitual que hace Pol-ka: un programa de televisión".

En ese sentido, ampliaron: "No es para hacer remeras o un restó que se llame No es No. Todos pueden seguir diciendo y titulando con esas frases y nadie tiene que pagarle a Pol-ka. El registro es para hacer un programa de televisión. Si vos tenés una productora y querés usar ese nombre, te van a decir: "No, Pol-ka ya lo tiene registrado".

INPI2.jpg

La versión de que existía la idea de realizar este unitario (vale recordar que Suar ya hizo Mujeres Asesinas, donde se contaban casos reales pero no conocidos, salvo el episodio sobre Yiya Murano) trascendió en 2018 en una nota del diario Clarín.

Por el momento el unitario está en la carpeta de proyectos de Pol-ka, pero Suar lo tiene en stand by porque requiere mucho tiempo para terminar con los permisos legales. O sea que no tiene ni elenco definido ni fecha de salida.

"No hay nada ilegal en esto. Pol-ka está haciendo un programa contra la violencia de género. No hay nada que implique otro negocio que no sea el de hacer una ficción. No somos dueños de la frase, sino del programa de televisión con ese nombre", cierran desde la productora.

En esta nota