Qué es la anemia, sus síntomas y cuáles son las causas

Se trata de una enfermedad algo silenciosa, que, de no ser tratada a tiempo, puede tener graves consecuencias.

13 de octubre, 2021 | 19.15

La anemia es una afección que se basa en la carencia de los glóbulos rojos sanos para transportar oxígeno a los tejidos del cuerpo. Puede ser temporal o prolongada y los tratamientos puede ser desde tomar suplementos hasta acudir a procedimientos médicos, depende del diagnóstico subyacente.

En cuanto a los síntomas que la anemia produce en el organismo de los humanos, se puede incluir fatiga, palidez, dificultad para respirar, aturdimiento, mareos o ritmo cardíaco acelerado. Para contrarrestar a éstos,  se puede acceder a suplementos de hierro y vitamina B. También las transfusiones de sangre pueden ser usadas para las hemorragias, en casos graves. Otro medicamento utilizado son los que hacen que el organismo genere sangre, si es que hay poca cantidad.

Por otro lado, las causas de esta enfermedad se relacionan con la falta de hierro en el organismo, ese es el tipo de anemia más común y el más propenso a ser desarrollado en cuerpos de sexo femenino. En primer lugar, esa estadística se da porque las mujeres de 12 a 49 años pierden sangre aproximadamente una vez al mes durante sus períodos. Además, las mujeres necesitan hierro adicional durante el embarazo para el desarrollo de sus bebés, por lo que también es una causa de anemia.

Carencia de hierro en la infancia

La especialista Elena Cela de Julián, en diálogo con Siete Días Médicos, se expresó sobre la anemia en niños. “Lo más importante es asegurar que haya un adecuado aporte de hierro en la alimentación. En la mayoría de las veces, la causa más frecuente es un exceso en la ingesta de lácteos o un déficit nutricional, es decir, una alimentación inadecuada”, expuso y concluyó: “Lo más importante es corregir la dieta y si no es suficiente, hay que dar un aporte de hierro por vía oral a los niños, igual que se hace con los adultos, con medicamentos que desgraciadamente no están financiados por el Sistema Nacional de Salud a pesar de la gravedad del déficit de hierro y sus implicaciones clínicas”.

La causa más frecuente de la anemia ferropénica es el exceso en el consumo de lácteos, que los niños se atiborren de lácteos. Probablemente este hecho tenga consecuencias múltiples. Se cree que quizás podría provocar microhemorragias o pequeñas inflamaciones. Probablemente hay una causa competitiva, porque si el niño se toma 3 litros de leche ya no quiere comer otras cosas, se le quita el hambre para otros alimentos y se produce un desequilibrio”, cerró la médica.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►