Para la OMS, la viruela del mono no representa una emergencia internacional

El comité reconoció en forma unánime que el brote no constituye aún una emergencia, aunque aclaró que controlarlo requerirá una respuesta "intensa".

26 de junio, 2022 | 16.59

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que el brote de la viruela del mono no es por el momento una emergencia internacional, aunque admite preocupación por su rápida propagación. Así lo determinó, con algunas disidencias y luego de tres días de deliberaciones, el Comité de Emergencias de la OMS, informó el titular del organismo sanitario de Naciones Unidas, Tedros Adhanom Gebreyesus.

El comité reconoció en forma unánime que el brote constituye una emergencia y que controlarlo requerirá una respuesta "intensa", mientras que los expertos aconsejan que se siga de cerca la situación, para revisar su expansión en las próximas semanas. Hasta el momento, la enfermedad se detectó en 50 países, de todas las regiones, con 3000 casos desde principios de mayo.

Tedros sostuvo que "el Comité de Emergencia compartió su gran preocupación por la escala y la velocidad del brote actual, señaló muchas incógnitas y lagunas en los datos actuales y preparó un informe consensuado que refleja las diferentes opiniones" en su seno,.

"Me aconsejaron que en este momento el evento no constituye una emergencia de salud pública de preocupación internacional, que es el nivel más alto de alerta que la OMS puede emitir, pero reconocieron que la convocatoria del propio comité refleja la creciente preocupación por la propagación internacional de la viruela del mono", añadió en un comunicado.

Además, indicó que la OMS sigue "muy de cerca" la evaluación de la enfermedad. "Lo que hace que el brote actual sea. "Es especialmente preocupante es la rápida y continua propagación a nuevos países y regiones, y el riesgo de una nueva transmisión sostenida en poblaciones vulnerables, como las personas inmunodeprimidas, las mujeres embarazadas y los niños", agregó. 

Qué es la Viruela del mono 

La viruela del mono, o ortopoxvirus símico, fue identificada en humanos en 1970 y es considerada menos peligrosa que la viruela, de la misma familia, erradicada en 1980. Se trata de una enfermedad rara, provocada por un virus transmitido por animales infectados, que puede causar fiebre y dolores de cabeza y musculares y generar erupciones y lesiones en la cara, las palmas de las manos y plantas de los pies.

Según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre el 1 de enero y el 15 de junio de 2022 se notificó "un total acumulado de 2.103 casos confirmados" de la viruela del mono en más de 40 países. La mayoría de los casos confirmados se sitúa en Europa (un 84%) y le siguen el continente americano, el Mediterráneo oriental y el Pacífico occidental.

La viruela del mono en la Argentina

Este jueves se confirmó el primer caso de viruela del mono o viruela símica en la provincia de Mendoza, que había encendido las alarmas el pasado martes. De esta manera, se registra el cuarto caso de la enfermedad en la Argentina en medio de un contexto de aumento de casos en países no-endémicos. 

Hasta el momento, los tres pacientes que habían sido diagnosticados con la enfermedad se encuentran en buen estado de salud, sin haber presentado complicaciones, al tiempo que no se detectaron casos secundarios entre los contactos estrechos. Tanto el primero, en provincia de Buenos Aires como el segundo, un residente de España de visita en PBA, sin nexo con el anterior, se registraron a finales del mes de mayo. 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►