Frente a los desaciertos económicos del Gobierno nacional, el equipo de trabajo del conductor del Frente Renovador, Sergio Massa, presentó una serie de medidas económicas “para salir de la crisis que atraviesa” el país con el objetivo de “lograr estabilidad y una recuperación”.

Según manifestó el ex diputado nacional en una reunión con su equipo económico, “estas son las acciones que deben impulsarse para dar respuesta a los problemas que sufren la gente y las PyMEs, que es en donde más impacta toda esta situación ante la falta de un programa económico por parte del gobierno”.

Massa recibió el plan de manos de su equipo económico: José Ignacio De Mendiguren, Aldo Pignanelli, Marco Lavagna y Matías Tombolini, entre otros.

"El freno a la inflación es lo principal que hay que hacer en el corto plazo y lo primero que hay que hacer es tomar medidas para frenar la inflación que afecta a los sectores más vulnerables. En dos años de gestión, Cambiemos ya superó el 100% de inflación", indica la introducción de la presentación. Y advierte que "en dos años de Cambiemos, el dólar subió de $9,71 (diciembre 2015) a $29 (julio 2018), más de 280% y este año Argentina fue el país que más devaluó su moneda en el mundo, un 31,5%. Este Gobierno ya devaluó dos veces (en febrero de 2016 y a partir de mayo de este año)".

Para la inflación, los economistas del Frente Renovador propusieron una Ley de Eliminación del IVA a la Canasta Básica de Alimentos para “recuperar la capacidad de compra de los sectores sociales de más bajos ingresos” y la creación que una Ley de Góndolas para “romper con la cartelización en los sectores de alimentos, en los que los intermediarios se están abusando de la devaluación”.

Para tarifas, el equipo económico propuso la Aplicación del Coeficiente de Variación Salarial” para que la luz, el gas y el agua no puedan aumentar más de lo que suben los salarios y le exige a las empresas “razonabilidad y proporcionalidad” lo cual responde a un fallo de la Corte Suprema para que “la compensación a las empresas en el marco del cumplimiento de los contratos, siempre tiene que ser a través de la duración de los contratos”.

Ante la crisis del mercado interno y el cierre de Pymes, el massismo instó a “acompañar y fomentar la producción de las pequeñas y medianas empresas” ya que es “la principal fuente de empleo y motor de la economía nacional” para lo cual sugirió “la suspensión por 180 días de embargos y ejecuciones de la AFIP” y que se otorgue Créditos para la Producción a través de la “puesta en marcha de un programa de seguro de tasa para que haya créditos a 5 años, en pesos y a tasa fija del banco central (las ganancias o utilidades como garantes del pago del seguro de tasa)”.

Respecto al salario, el equipo económico apuntó a la Liberación de Paritarias a través de la propuesta de que se liberen las negociaciones salariales para “la recuperación del poder de compra del salario”.

Para los jubilados, el massismo apuntó a que se otorgue “un bono de emergencia” ya que con la reforma previsional los jubilados perdieron “un 6,8% del poder de compra”. La propuesta en ese ítem contempla que el bono “se financie con las ganancias del fondo de garantía de sustentabilidad de la ANSES, del año pasado y lo que va del 2018, y se distribuya a lo largo de los 6 meses (de julio a diciembre)”.

Debido a que el FMI autorizó al Gobierno nacional un aumento de los programas sociales de $18 mil millones del préstamo, el Frente Renovador, propuso “hacer uso de la autorización del FMI hasta fin de año, con un bono de emergencia en diciembre y una mejora proporcional en los próximos 6 meses, para sostener el consumo de los sectores más vulnerables”.

En otro punto, el grupo económico del massismo propuso para el aumento incontrolable del dólar que se cree el Régimen de Flotación Administrada del Banco Central que es el mismo modelo que Aldo Pignanelli y Martín Redrado pusieron en marcha cuando fueron presidentes del BCRA, para contener la espiral de la moneda extranjera”.

Ante la crisis del mercado interno por la apertura indiscriminada de importaciones, el massimo apuntó a que se cree un Régimen de Promoción de Exportaciones que contemple un seguro de tasa subsidiadas en dólares.

En otro punto, el equipo de economistas apuntó a que se declare la Emergencia Aduanera por 180 días, ya que, en estos primeros 5 meses la balanza comercial tuvo una caída de 150% (casi us$ 4700 millones), producto de la mayor cantidad de importaciones y la baja en las exportaciones. Declarar la emergencia, según detalla la propuesta del FR, permitiría “revisar el sistema de importaciones y hacer una evaluación de cuáles son los productos que argentina está importando y cuáles no, para terminar con los dólares que se van afuera porque se importan productos innecesarios”.