Nadie se repite

Expuestos como fenómenos, rifando nuestros talento, regalando nuestra dignidad y quemándonos las uñas para conformar a una horda de fanáticos que ni siquiera nos escupen cuando pasan por nuestros stand. Eso, a veces, somos los dibujantes.

Ir a serie
Capítulo siguiente
compartir
Imagen
Ir a serie
Capítulo siguiente
compartir

Para comentar este artículo debes estar suscripto a la revista FIERRO

Suscribirme