Con planteos al Gobierno, Pablo Moyano sigue en la CGT

Pese a no haber sido convocado a la reunión que el presidente Alberto Fernández mantuvo con los otros líderes cegetistas, Carlos Acuña y Héctor Daer, el dirigente Camionero ratificó que se quedará en la central obrera. Sin embargo, desde su sector gremial plantearán al Gobierno medidas para paliar la inflación y mejorar el poder adquisitivo.

27 de septiembre, 2022 | 18.11

El cosecretario de la CGT y secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, continuará en la conducción de esa central obrera, pero desde su sector gremial plantearán al Gobierno medidas para paliar la inflación y mejorar el poder adquisitivo. El dirigente gremial se había molestado por no haber sido invitado a la reunión del lunes que convocó el presidente Alberto Fernández con los restantes dirigentes de la central obrera en la Quinta de Olivos.

"Ni Pablo ni los cincuenta y pico de gremios que conformamos el Frente Sindical pensamos en irnos de la CGT", afirmó el titular de SMATA, Mario Manrique en declaraciones a El Destape Radio. Luego, agregó: "El Presidente de la Nación puede comer asado con quien quiera, lo importante es que salgan cuestiones importantes para el mundo del trabajo"

Sin embargo, aclaró que "hay que poner una agenda distinta en la mesa". En ese marco, informó que desde su sector plantearon cinco puntos: "Levantar el tope de los salarios familiar", "el de Impuesto a las Ganancias", "reformular" el Salario Mínimo Vital y Móvil que "fue impactado por la inflación", un bono que "no debe afectar a las paritarias" y que el estado establezca "un control más estricto a la canasta familiar". De esta manera, Manrique agregó: "Esperamos charlar con el Presidente para debatir los puntos que queremos tratar".

"No es que si nos ibamos de la CGT, se iban 60 gremios. No se va Pablo solo", añadió Manrique. En ese sentido, en diálogo con la prensa, el titular del SMATA agregó que "romper la CGT sería un acto de irresponsabilidad".

Por su parte, el titular del gremio de Canillitas, Omar Plaini, consideró ante una consulta de NA que "es un momento crítico" para la Argentina, pero "la unidad siempre es superar al conflicto interno". En ese sentido, añadió: "Es un momento que está viviendo la Argentina que no da para irresponsabilidades"

Moyano encabezó esta tarde una reunión con dirigentes del Frente Sindical por el Modelo Nacional (Fresimona). Según trascendió, en el encuentro estuvieron, además de Manrique y Plaini, Juan Pablo Brey (aeronavegantes), Raúl Durdos (SOMU) y Graciela Aleñá (viales), entre otros.

El Fresimona -que integra la CGT- está conformado también por otros 80 gremios como Smata y tiene una fuerte vinculación con la Corriente Federal de Trabajadores que lidera el bancario Sergio Palazzo, ya que estos sectores tienen su referencia política con el espacio que representa la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Desde el entorno del Camionero expresaron cierta molestia con las otras partes de la cúpula sindical, ya que no fueron convocados a participar de una reunión entre el Presidente y el resto de los sindicalistas en la residencia de Olivos. Fernández se reunió el lunes a la noche con los dos restantes triunviros de la CGT,  Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (Estaciones de servicios), y otros líderes sindicales más cercanos al Gobierno como Andrés Rodríguez (UPCN), Gerardo Martínez (UOCRA) y José Luis Lingeri (Obras Sanitarias).

El debate sobre la permanencia o no de Moyano en la cúpula cegetista se produce tras varios desencuentros con los otros sectores del sindicalismo que integran la central obrera. "Algunos sectores del gobierno demuestran cierta incapacidad para ponerse al frente de lo que está pasando", opinó el dirigente camionero, al mismo tiempo que mostró su descontento con el "combate contra la inflación" y en relación al mercado laboral. 

Moyano forma parte del sector que cuestiona la situación económica de la gestión del Frente de Todos, mientras que los otros espacios se muestran menos críticos al gobierno de Fernández. 

En agosto, la CGT hizo una movilización en repudio a la inflación y en contra de los especuladores con los precios. Sin embargo, desde la comandancia de la central obrera se aclaró que la marcha no fue en contra del Gobierno. Los dirigentes propusieron que haya algún mecanismo desde el Gobierno nacional para compensar la suba inflacionaria, ya sea por suma fija o paritarias.

En ese marco, Moyano fue más enfático cuando hizo uso de la palabra, se dirigió directamente al Presidente: "Compañero presidente Alberto: poné lo que tenés que poner. Los trabajadores te vamos a bancar. no podemos seguir con este nivel de inflación por parte de los especuladores. Vamos a salir a la calle las veces que sea necesario"

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►